Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Alumnos en clase
en familia

Vuelta al cole 2020, ¿podemos ahorrar?

en familia

Niños y jóvenes ya se están preparando para la vuelta a las aulas. Eso sí, ante la nueva normalidad, este año la vuelta al colegio en el curso 2020-2021 será diferente y puede que algo más costosa.

Alumnos en clase
en familia

Niños y jóvenes ya se están preparando para la vuelta a las aulas. Eso sí, ante la nueva normalidad, este año la vuelta al colegio en el curso 2020-2021 será diferente y puede que algo más costosa.

La posibilidad de que los estudiantes vuelvan a tener muchas clases no presenciales es elevada. En caso de que esta nueva dinámica escolar se instaure definitivamente, es probable que provoque unos gastos en material tecnológico que se salgan del presupuesto.

Gastos escolares básicos de la vuelta al cole

De un año para otro, normalmente podemos estimar una subida del 10% en gastos de equipamiento básico. Es decir, este 2020-2021 todo aquello que acostumbramos a renovar al inicio del curso -mochila, libros, zapatillas, uniforme, chándal y material escolar-, puede que nos cueste un 10% más con respecto al año anterior.

El gasto promedio en uniforme, material escolar y libros de texto suele rondar entre los 400 y 500 euros. Esto variará en función del tipo de centro (exigencias de uniformidad, venta de libros), el curso del alumno (material adicional para clases, libros complementarios) y sus necesidades concretas, pero podemos hacernos una idea de que gastaremos un poco más o menos.

No obstante, la inversión necesaria en tecnología para este curso puede aumentar considerablemente los gastos. En caso de haber hecho un desembolso durante los meses de confinamiento para adquirir una tablet, ordenador o similares, podrás evitarte ese dinero ahora.

Madre ayudando a hacer deberes

¿Cómo preparar la vuelta al cole?

La vuelta al cole puede hacerse complicada económicamente por diversos motivos, y uno muy habitual es el momento en el que llega. Venimos del verano y después de haber hecho un esfuerzo financiero importante durante las vacaciones, ahora nos toca hacer otro más. Quizás este año haber hecho recortes en tu presupuesto dada la situación, como haber viajado menos u optado por planes más económicos, pueda ser de ayuda de cara a afrontar la cuesta de septiembre.

Lo ideal es tener una reserva dentro del presupuesto familiar para afrontar estos gastos, aunque sabemos que no siempre es posible y que en la vida ocurren imprevistos. Sea como sea, también puedes financiar los gastos de la vuelta al cole mediante un préstamo rápido que puedas amortizar con rapidez. En cualquier caso, aquí te dejamos unas ideas para ahorrar con la vuelta al cole.

Lo ideal es tener una reserva dentro del presupuesto familiar para afrontar estos gastos

Ahorrar en los libros de texto

Existe una serie de opciones que podemos valorar para reducir la factura de los libros de texto tradicionales y afrontar la vuelta al cole. ¡Veamos unas cuantas!

1. ¿Hay ayudas en el colegio, Ayuntamiento o Comunidad Autónoma?

La mejor forma de saberlo es preguntando en el colegio. Ellos te dirán si la institución o la Asociación de padres de Alumnos ofrecen algún tipo de ayuda. También te pueden facilitar la normativa al respecto del ayuntamiento o de la comunidad autónoma para comprobar si puedes optar a alguna prestación.

Si en el colegio no disponen de la información, también puedes buscarla en el Ministerio de Educación y en las Consejerías de las Comunidades autónomas. Allí podrán ayudarte y asesorarte sobre las ayudas de las que puedes disponer.

2. ¿Hay posibilidad de utilizar libros de segunda mano?

Aunque los libros de los más pequeños acaban siendo inservibles, a medida que los niños crecen los libros duran más y pueden tener una vida más larga, pues no se escribe tanto en ellos y el temario se actualiza menos. Preguntar a familiares o amigos con hijos mayores es la primera alternativa para el ahorro en libros.

Forrar los libros también es una buena forma de alarga su vida y es una obligación para poder cederlos después. Algunos libros de lectura y clásicos de literatura suelen mantenerse en los programas de los colegios e institutos.

3. Webs de alquiler y venta de libros usados o tiendas de barrio

Una opción menos común para encontrar libros de segunda mano es en Internet. Allí se pueden comprar y vender libros, pero también alquilarlos en algunos casos, como en Google Play Books.

A veces es más económico buscar los libros uno a uno; otras, comprarlos todos juntos, a colegios o grandes almacenes. En ocasiones, las tiendas de barrio también resultan más económicas y son más cómodas que los centros de distribución o algunas tiendas online. La clave es comparar precios y buscar las webs que ofrecen mayores ofertas.

Material escolar

Ahorrar en material escolar y otros gastos

Reutiliza todo el material que puedas

Y antes de comprar, compara precios. Tus hijos están deseando estrenar material, pero no siempre es necesario. Por otro lado, comprar estuches o mochilas nuevas cuando realmente haga falta nos ayudará a controlar algunos caprichos.

Además, si evitas hacer las compras durante el periodo de vuelta al cole, el material sale más económico. Por ejemplo, sabiendo lo que necesitarán tus hijos o hijas, puedes comprarlo antes del verano para espaciar los gastos y no concentrarlo todo en otoño.

Otra opción es ir comprando el material poco a poco, por trimestres, por ejemplo. Así puedes ir adquiriendo las cosas según las necesita el alumno. Esto será especialmente relevante este curso dada la incertidumbre del momento.

Uniforme y vestimenta

Lo de comprar la ropa muy grande para que les dure todo el curso no siempre funciona: Un pantalón demasiado largo, además de incómodo, se romperá por los bajos antes de tiempo. Lo que si funcionan son los dobladillos, las rodilleras o cortar los pantalones de chándal para que sean pantalones cortos. Y, por supuesto, la ropa de segunda mano.

Igual que puedes pedir libros prestados, también puedes pedir a familiares o amigos del colegio mochilas y uniformes. A los críos muchas veces la ropa se les queda pequeña cuando todavía le queda mucha vida. Reutilizar los uniformes y los chándales, además de ser más económico, también es más sostenible y ayuda a los niños a valorar la importancia de las cosas. Lo positivo este año es que, si hay más telecolegio, hará falta menos ropa, por lo que aguantar con la del año pasado puede estar justificado.

Comedor escolar, transporte y actividades extraescolares

Estas son las tres grandes vías de gastos adicionales. Si los niños hacen tele colegio y los padres están trabajando fuera de casa, es probable que se necesite a alguien que cuide de ellos. Antes de recurrir a canguros, intenta contar con la ayuda de familiares y amigos. Si los abuelos no pueden echarte una mano, puedes intentar ponerte de acuerdo con otros padres del barrio o del colegio, o mirar actividades gratuitas en ludotecas, bibliotecas, museos, centros culturales, etc.

Gastos de la vuelta al cole | ViveMásVidas

En caso de apuntar a tus hijos/as a alguna actividad extraescolar pagada, infórmate bien de las condiciones de reembolso en las actividades que contrates y procura pagar mes a mes o adelantando lo menos posible, por lo que pueda pasar.

Guarda las facturas para ahorrar en tu declaración de IRPF

Algunas de las facturas que afrontamos en la vuelta al cole vienen con una ventaja que merece la pena conocer. Dependiendo de la comunidad autónoma, los padres y madres nos podemos desgravar algunos gastos escolares como libros y material, así como también uniformes o las extraescolares de inglés.

También hay que investigar las ayudas a familias numerosas, ayudas por tener escasos recursos, algún familiar en el paro o con diversidad funcional. Al tratarse de desgravaciones que decide cada comunidad, los importes varían mucho, y van desde los 50 euros hasta más de 1.000 euros.

Por eso, es importante guardar esas facturas de material escolar, libros, uniformidad o idiomas de los escolares, y comprobar con las instituciones si puedes utilizarlas para desgravaciones. También es una idea inteligente consultar con un experto fiscal qué facturas se pueden desgravar donde residimos. Toda ayuda es bienvenida.

Dependiendo de la comunidad autónoma, los padres y madres nos podemos desgravar algunos gastos escolares

Gastos en tecnología e Internet

Los grandes gastos de este año pueden venir por la necesidad de tener una buena conexión a Internet en casa y de un dispositivo con el que los niños puedan hacer telecolegio. Quizás durante el confinamiento bastó con utilizar los datos móviles de las líneas ya disponibles, pero puede que no sea suficiente si el curso avanza mucho online.

Hay una gran oferta para tener Internet en casa a precios relativamente económicos. Nuevamente, se trata de comparar precios y buscar la opción que más encaje con vuestro presupuesto y necesidades.

Case de adolescentes

Por otro lado, habla con el colegio para ver cómo se plantean el curso y si estudian la posibilidad de ofrecer dispositivos a algunos alumnos. Hay muchos colegios que ya que utilizan Tablet en vez de libros. También es posible que en el colegio tengan algún acuerdo para poder adquirir tecnología con descuento. ¡Infórmate! Y en caso de que todavía no contemplen esta opción, quizá puede ser una buena propuesta para transmitirla al colegio. Seguro que hay más padres y madres interesadas para apoyar la iniciativa todos juntos.

Un equipo informático de segunda mano puede ser también de ayuda, tanto si lo compras como si te lo presta algún amigo o familiar. Intenta buscar ayuda en toda tu red de apoyo, tanto a través del colegio como con amigos y familiares. Y en caso de que necesites financiar parte de las compras de la vuelta al cole, ¡recuerda que siempre puedes contar con nosotros!

aRTÍcuLos ReLacionaDos