Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en movimiento > Movilidad > Bicicleta o patinete eléctrico… ¿Cuál es mejor?

Bicicleta o patinete eléctrico… ¿Cuál es mejor?

Bicicleta o patinete eléctrico | ViveMásVidas

Las bicicletas y los patinetes eléctricos se han convertido, para muchas personas, en algunas de las alternativas más prácticas frente a los medios de transporte tradicionales, ya que los vehículos eléctricos individuales se vuelven cada vez más potentes y asequibles, lo que los convierte en una alternativa perfecta para las ciudades más concurridas, como Madrid o Barcelona.

Las bicicletas y los patinetes eléctricos se han convertido, para muchas personas, en algunas de las alternativas más prácticas frente a los medios de transporte tradicionales, ya que los vehículos eléctricos individuales se vuelven cada vez más potentes y asequibles, lo que los convierte en una alternativa perfecta para las ciudades más concurridas, como Madrid o Barcelona.

En comparación con los automóviles clásicos, son fáciles de manejar y estacionar, además de estar disponibles por un precio muy económico. Es posible pensar en comprar un patinete o una bici eléctrica, pero no tener claro cuál conviene más, así que en este artículo vamos a valorar los puntos fuertes y debilidades de cada uno de estos vehículos.

¿Por qué debería comprar un vehículo eléctrico personal?

Los automóviles suelen ser la alternativa más lenta para moverse por la ciudad, llegando a dedicar entre 15 y 30 minutos buscando aparcamiento cada vez que se usan. Además, son caros, ya que necesitan tener seguro y consumen gasolina.

A menudo se suele optar por el transporte público, que es más asequible y contamina mucho menos, pero suele estar lleno y no ofrece la intimidad e independencia que proporcionan los vehículos personales.

Sin embargo, una bicicleta o un patinete eléctrico… ¡todo son ventajas! Se tarda mucho menos en llegar al destino deseado, no presenta problemas para estacionar, e incluso se puede combinar con el transporte público, y, si además escoges un modelo plegable, podrás transportarlos a cualquier parte sin esfuerzo.

¿Qué normas o leyes debo acatar como conductor de este tipo de vehículos?

Como en cualquier transporte, las leyes de circulación influyen en por dónde y cómo circulamos. Conocer las normas te puede ayudar a decidir cuál de ellos encaja mejor con tus necesidades y tu forma de moverte.

Como es el caso de la normativa en vigor ya existente para las bicicletas convencionales, con una bicicleta eléctrica no se puede circular por las aceras a no ser que se especifique, por lo que debe circular por la calzada como el resto de vehículos. Esta nueva regulación fue impuesta por la DGT a nivel nacional a principios del año pasado, puesto que anteriormente dependía de cada ayuntamiento.

Normas o leyes que debo acatar como conductor | ViveMásVidas

Por otra parte, los patinetes eléctricos deben circular entre 6 y 25 km/h y también tendrán prohibida la circulación en vías interurbanas, travesías, autopistas, autovías o túneles urbanos. Asimismo, como en el caso de las bicicletas eléctricas, no pueden circular por las aceras. Tanto las bicicletas como los patinetes eléctricos están limitados a una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora para núcleos urbanos. La gran mayoría de los modelos de patinetes del mercado cumplen con esta regulación, mientras que, en el caso de las bicicletas, algunas disponen de modos que alcanzan más de 25 km/h.

En cuanto a la potencia, la gran mayoría de modelos disponibles tienen como base motores de 250W. Además, también juega un papel importante el peso del vehículo, ya que influye en el momento de la conducción y, a su vez, cuando se transporta manualmente.

¿Es la autonomía tan relevante como parece?

A pesar de que las autonomías propuestas por los fabricantes suelen ser bastante altas, la durabilidad de las baterías de estos vehículos dependerá de cómo conduzcas la bicicleta o el patinete habitualmente y del terreno por el que sueles circular.

Sea como sea tu forma de desplazarte, si hablamos de autonomía, en esta categoría hay una vencedora clara: la bicicleta eléctrica. Esto se debe a que las bicicletas están diseñadas para recorrer mayores distancias y se utilizan en diferentes tipos de terreno y vía. Por otra parte, su diseño y su forma permiten que la batería sea mucho más grande, y por ello, de mayor capacidad. Aun así, no resultan un impedimento o molestia a la hora de conducirlas, como es el caso de los patinetes.

En cualquier caso, el hecho de que los patinetes tengan una menor autonomía no tiene por qué ser un obstáculo, siempre y cuando su capacidad sea suficiente para los recorridos que vayas a realizar habitualmente.

Puntos clave a la hora de elegir un vehículo eléctrico personal

  • Si para ti la versatilidad es un imprescindible, la bicicleta es tu mejor opción: Si bien es cierto que un patinete eléctrico es la solución más idónea para desplazarse por la ciudad, quizás también busques hacer kilómetros en una ruta entre municipios o hacer una excursión por el campo.
    La bicicleta eléctrica está técnicamente diseñada para soportar mejor todo tipo de terrenos y aguantar distancias más largas, cualidades que la hacen mucho más versátil que el patinete eléctrico. Por otro lado, también te permiten transportar enseres personales u otros objetos en cestas o parrillas.
  • Las bicicletas son más seguras: La bicicleta supera con creces al patinete eléctrico en cuestiones de seguridad, dado que la distribución de las partes del vehículo y su diseño hacen que el viaje sea mucho más seguro.
    Además, los elementos que la componen pueden estar diseñados de manera que ofrezcan una mayor estabilidad, como es el caso de las ruedas. Su tamaño, mayor que el de los patinetes, ofrece una mayor amortiguación frente a los baches y obstáculos y una mejor tracción en los pavimentos mojados.
  • La opción más asequible, el patinete eléctrico: En las gamas más sencillas y básicas, los patinetes eléctricos suelen costar en torno a los 300 – 350 euros. Si encontrar bicicletas tradicionales a ese precio ya es una tarea difícil, encontrar bicicletas eléctricas es prácticamente imposible.
    La razón por la que las bicicletas son más caras es sencilla: si bien se trata de vehículos de tipo eléctrico, coincidiendo con los patinetes, la fabricación y la calidad de sus componentes es mucho más costosa de producir. Asimismo, también cuenta con piezas tradicionales, lo que hace que su precio aumente considerablemente.
    En el rango de patinetes de gama media (aproximadamente 450 – 500 euros), se puede empezar a comparar precios y características con bicicletas eléctricas de carácter básico.
  • Mantenimiento y durabilidad: Aunque las bicicletas son más versátiles y completas que los patinetes, eso repercute en su complejidad y su mantenimiento, así como en la dificultad de encontrar piezas de repuesto.
    Los patinetes tienen menos componentes, por lo que, normalmente, las reparaciones y la puesta a punto son bastante más simples y económicas. En el caso de las bicicletas, también deben revisarse y mantenerse piezas y partes mecánicas tradicionales, como son la cadena, los platos, los piñones, los pedales, etc.
    Por otro lado, muchas marcas de bicicletas tradicionales han optado recientemente por la fabricación de modelos eléctricos, lo que ofrece una mayor sensación de confianza en cuanto a una mayor disponibilidad en cuanto a piezas de repuesto y un servicio técnico mucho más fiable frente posibles averías eléctricas y mecánicas.
  • Las baterías de los patinetes se recargan en menos tiempo: La capacidad y la autonomía de las baterías está muy relacionada con los tiempos de carga.
    Una batería de patinete eléctrico suele alcanzar el 100% de su capacidad de carga en unas 4 o 5 horas, mientras que para una batería estándar de una bicicleta eléctrica se necesitarán, como mínimo, unas 8 horas.
    Es por ello que te recomendamos elegir uno de estos vehículos eléctricos de uso personal en función del tiempo del que necesites para completar la carga de la batería y ponerlo en funcionamiento, teniendo en cuenta también la subida incesante de los precios de la luz en la actualidad, sin olvidar el tiempo de autonomía de cada vehículo.
    Asimismo, es vital tener siempre a mano tanto cargadores como puntos de carga habilitados para el vehículo en caso de que necesites recargar la batería en una emergencia o imprevisto.

La decisión final

Antes de decantarte por una bicicleta o un patinete eléctricos, conviene reflexionar sobre el uso que le vas a dar y el presupuesto destinado a su compra: si prevés utilizar el vehículo en el campo o en desplazamientos largos, si prefieres ir sentado, viajar más estable, buscas hacer deporte y si la portabilidad es imprescindible para ti será mejor decantarse por una bicicleta eléctrica.

Por qué debería comprar un vehículo eléctrico personal | ViveMásVidas

No obstante, si no dispones de un presupuesto muy elevado y entre tus principales preferencias se encuentran el almacenaje, un fácil mantenimiento, reparaciones asequibles o simplemente se busca una mayor diversión y una conducción mucho más dinámica, orientada a todos los públicos. El patinete eléctrico es, sin duda, una de las mejores opciones en el mercado actual.

aRTÍcuLos ReLacionaDos