Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en tus finanzas > Ahorro > Cómo escoger tu plan de ahorro

Cómo escoger tu plan de ahorro

Cómo escoger tu plan de ahorro

Ahorrar no es fácil. Hace falta mucha voluntad para conseguirlo. De lo contrario, cualquier pequeño inconveniente es un problema insorteable que frena siempre nuestras mejores intenciones. Además, ahorrar tiene el inconveniente de los impuestos. Si ganas dinero con tu ahorro, hacienda querrá una parte (dividendos, fondos de inversión, depósitos…).

Ahorrar no es fácil. Hace falta mucha voluntad para conseguirlo. De lo contrario, cualquier pequeño inconveniente es un problema insorteable que frena siempre nuestras mejores intenciones. Además, ahorrar tiene el inconveniente de los impuestos. Si ganas dinero con tu ahorro, hacienda querrá una parte (dividendos, fondos de inversión, depósitos…).

Pero tranquilo, que existen los planes de ahorro, un producto financiero creado para facilitar ese ahorro a medio plazo. Como los está impulsando el gobierno, si cumples ciertas normas, los beneficios que puedas obtener con ellos están exentos de impuestos.

Además, los planes de ahorro son sencillos de manejar, muy parecidos a los depósitos, y con garantías parecidas en cuanto a la seguridad para el ahorrador. Con ellos existe un riesgo de pérdida, pues no están respaldados por el Fondo de Garantía de los Depósitos (FGD) que aseguraría el 100% de la inversión. Sin embargo, por ley garantizan el 85% de la inversión que tendrían colocada en activos sin riesgo (deuda).

Como se pueden automatizar, te obligan a ahorrar de una forma constante

Por otro lado, se trata de instrumentos financieros que se pueden automatizar, por lo que te obligan a ahorrar de forma constante, pues las aportaciones a un plan de ahorro serían ‘obligaciones’ y no estarían sujetas a tu voluntad.

Las aportaciones al plan de ahorro funcionarían como un gasto domiciliado que retirase un cierto capital de tu cuenta cada mes. De esta manera, podrías ahorrar hasta 5.000 euros anuales y unos beneficios adicionales en un plazo de cinco años ¿A que así sí suena bien?

Si no eres un ahorrador disciplinado y calculas que puedes necesitar un dinero dentro de cinco años es una herramienta muy útil. El plan de ahorro te obligará a acumular ese capital porque lo retirará de tu cuenta cada mes y no te lo podrás gastar.

 

Los planes de ahorro son planes de ahorro 5 y estas son sus características

Para que nos vayamos situando, los planes de ahorro se denominan formalmente planes de ahorro 5 en referencia al tiempo máximo de los cinco años, y llevan en el mercado desde 2015.

Estas son las principales características del plan de ahorro 5:

  • El dinero tiene que quedar invertido cinco años como máximo.
  • Los beneficios que obtengas con ellos no pagan impuestos.
  • El dinero invertido no puede retirarse hasta el vencimiento del plazo. Si lo haces, tienes que reembolsar todo lo ahorrado y pierdes el incentivo fiscal (pagas una retención fiscal del 19% en el IRPF).
  • No puedes invertir más de 5.000 euros anuales en una o varias aportaciones.
  • Sólo puedes contratar un plan de ahorro por persona.
  • Pueden invertir en activos de riesgo (hasta un 15% del capital) por lo que deberían ser más rentables que un depósito.

¿Contrato el plan de ahorro en un banco o en una aseguradora?

Los planes de ahorro tienen dos formas que dependen de si los contratas en un banco o en una aseguradora.

  • Si lo contratas en una aseguradora se denominará SIALP o Seguro Individual de Vida o Ahorro a Largo Plazo. En este caso, el producto incluye un seguro de vida que protege a tus familiares en caso de tu fallecimiento.
  • Si lo contratas en un banco se denominará CIALP o Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo. En este caso, tendrías una cuenta en la que se acumularían los beneficios que obtengas.

Diferencias entre un SIALP y un CIALP

En el primero, tienes una pequeña cobertura para tu familia en caso de fallecimiento y puedes enlazar un SIALP con otro al vencimiento, con lo que puedes prolongar el plazo de los cinco años.

Eso sí, un SIALP no sustituye a un seguro de vida. Si tu prioridad es dejar capital a tus familiares en caso de fallecimiento piensa directamente en un seguro porque las aportaciones al SIALP son inferiores y la prima en caso de ejecutarse, también.

 

Diferencias entre un SIALP y un CIALP

¿Los planes de ahorro son más rentables que un depósito?

En principio, sí. Suponiendo el caso de que invirtieras los 5.000 euros desde el primer momento y que el tipo de interés fuera el mismo en ambos instrumentos, ganarías más con un plan de ahorro por la ventaja de no tener retención fiscal.

Sin embargo, dado el entorno de bajos tipos de interés vigente, los beneficios son muy bajos en cualquiera de los productos, salvo que se acepte ese nivel de riesgo más alto que puede ofrecer un CIALP (invertir hasta el 25% del capital en renta variable, por ejemplo) por lo que las ventajas finales se reducen sensiblemente.

También debes valorar que los depósitos pueden renovarse cada doce meses y que puedes cambiar de opinión sin tener que esperar esos cinco años del plan de ahorro.

Si tienes un plan de ahorro te verás obligado a mantener tu inversión esos cinco años para no perder las ventajas fiscales, que son lo más interesante del producto. Con ellos, o aguantas cinco años o no tendrás un beneficio mejor que con un depósito.

Por último, si te ves en la obligación de retirar tu dinero antes de los cinco años, sólo tienes garantizada la recuperación del 85% del capital invertido en un plan de ahorro, mientras que un depósito te garantiza el 100% del capital.

¿Necesitas ahorrar y todavía no sabes cómo? Visita nuestro apartado de Ahorro.

aRTÍcuLos ReLacionaDos