Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

Economía circular: el modelo de negocio del futuro

Economia-circular

Reducir, reutilizarar y reciclar: los pilares del principal modelo económico circular

Reducir, reutilizarar y reciclar: los pilares del principal modelo económico circular

¿Qué es la economía circular?

Es un nuevo modelo económico que se basa en las tres R de la ecología: reducir, reutilizar y reciclar, y promueve una economía más eficiente en el uso de los recursos. Es todo lo contrario al actual modelo económico lineal, que se caracteriza por producir, usar y tirar.

Dicho de otra manera, la economía circular pretende imitar el ciclo de la vida de la naturaleza a través de los productos, servicios y materiales. En esencia, todo se aprovecha, de modo que no se generan residuos. La economía circular impulsa esa sostenibilidad en la que nada se desperdicia porque todo tiene una segunda vida que beneficia al círculo.

Además, este modelo económico no solo es positivo para el planeta, también para nuestras finanzas. ¡Basta con pensar que cada europeo genera 5 toneladas de residuos al año!

¿Cómo nace el concepto de economía circular?

La idea de la economía circular, según la Fundación Ellen MacArthur, fue creada en 2010 en varias escuelas de pensamiento. La Fundación cita la economía del rendimiento de Walter Stahel, el capitalismo natural de Amory y Hunter Lovins o la ecología industrial de Rreid Lifset, entre otras.

economia-circular

Este concepto se basa en la eficiencia: para que el sistema funcione bien, la economía debe funcionar a todas las escalas. Desde empresas pequeñas y locales a organizaciones grandes y globales.

La transición a la economía circular empieza en grandes cambios sistémicos. La circularidad se abre paso en la economía lineal y ha superado su fase de prueba; el reto al que nos enfrentamos ahora es incorporarla y llevarla a escala. Si conseguimos hacer el cambio de una a otra, generaremos oportunidades económicas y empresariales, y también nos proporcionará beneficios ambientales y sociales.

Recuerda que la economía circular disminuye el uso de los recursos naturales, la producción de residuos y la utilización de energía. Además, crea empleo y riqueza.

Los 4 grandes principios de la economía circular

La economía circular se basa en 4 grandes principios. Son ideas fáciles de poner en práctica y que generan ventajas muy evidentes para la economía:

  1. Economía de la funcionalidad: es mejor pagar por cada servicio que necesitamos que invertir más para poseerlo. Por ejemplo, no es necesario comprar un vehículo de transporte privado si tenemos a nuestra disposición servicios de transporte público, servicios compartidos (BlablaCar) o de alquiler (Taxis, VTC, bicicletas, patinetes y coches eléctricos).
  2. Reutilización de los productos: hay artículos que pueden adoptar nuevas vidas, desde ingrediente de cocina hasta ropa que ya no utilizamos.  En el caso de las prendas, es momento de despedirnos de la fast fashion o moda efímera de bajo coste y calidad, para centrarnos en reutilizar prendas ya existentes.  En el mercado encontramos aplicaciones de compra y venta de ropa de segunda mano como Vinted, una herramienta perfecta para darle una nueva oportunidad o uso.
  3. Reparar todo lo reparable: los productos de calidad tienden a tener una vida utilitaria más larga. Además, en general, ante casos de desperfectos o daños, suelen ofrecen soluciones de reparación. A veces, ¡puede bastar con un buen tutorial!
  4. Reciclar: si lanzamos los residuos al contenedor adecuado, podemos generar un gran impacto positivo en el medio ambiente. Hay empresas especializadas en el reciclado como Ecovidrio. Si no sabes en qué contenedor va un objeto concreto, puedes llevarlo a un punto limpio para que te informen o consultarlo directamente en páginas web oficiales o de confianza.

La economía circular en nuestro hogar

El concepto de economía circular también es aplicable en el hogar y consiste, básicamente, en aprovechar recursos. Esto pasa por no comprar o utilizar productos de un solo uso y evitar los materiales de baja calidad.

Un clásico, pero no por ello menos importante, es el de ir al supermercado con bolsas propias. De esta forma, evitamos la compra y el uso de bolsas de plástico. Otras formas de promover la economía circular en casa es evitar los envases innecesarios, controlar las fechas de caducidad de los alimentos, hacer cocina de aprovechamiento y reducir el uso de agua, electricidad o gas.

Reutilizar, reducir y reciclar

La economía circular en las empresas

Los negocios también pueden salir beneficiados si adaptan su modelo de producción y funcionamiento a los principios de la economía circular. Estas ventajas incluyen la creación de nuevas oportunidades de negocio, la reducción de costes y el fortalecimiento de las relaciones con los clientes.

Los nuevos modelos de negocio, como los contratos de alquiler o el leasing, establecen relaciones con el cliente a largo plazo, ya que el número de puntos de contacto aumenta a lo largo de la vida de un producto. Estas soluciones ofrecen a las empresas la posibilidad de obtener una visión única de los patrones de uso, lo que conduce a una mejora de los productos y servicio.

Hay cientos de iniciativas que ayudan a impulsar la economía circular, pero todas vienen de la mano de hábitos de consumo más conscientes y responsables. Si cambiamos nuestra forma de consumir, también cambiará la forma de producir de las empresas. ¿Y lo mejor? ¡Todos salimos beneficiados! Por ejemplo, si las empresas reducen sus costes por utilizar materiales reutilizados, seguramente el precio final de los productos también bajará.

Si cambiamos nuestra forma de consumir, también cambiará la forma de producir de las empresas.

Además, la integración total de una economía circular crearía una demanda de nuevos servicios empresariales, como:

  • Empresas de recogida y logística inversa que apoyen la reintroducción de productos.
  • Empresas de compra y venta de productos de segunda mano
  • Re-fabricación de piezas y componentes, y reacondicionamiento de productos que ofrecen conocimientos y servicios especializados

Algunos ejemplos reales:

  • Too Good To Go: te ayuda a salvar comida en buen estado
  • Ecoalf: fabrica prendas con residuos de plástico recogidos del mar
  • Souji: convierte el aceite usado en jabón tradicional casero.

¡Apuesta por la economía circular!

Todo empieza por cambiar nuestros hábitos y animar a que los demás cambien los suyos. Recuerda: cada acción cuenta y contribuye a construir un futuro más limpio y responsable.

aRTÍcuLos ReLacionaDos