Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en movimiento > Viajes > El glamping, una alternativa al camping que te ofrecerá mayor comodidad

El glamping, una alternativa al camping que te ofrecerá mayor comodidad

Diferencias entre glamping y camping I ViveMásVidas

Una de las modalidades para disfrutar de unas buenas vacaciones es alojarse en un camping.

Una de las modalidades para disfrutar de unas buenas vacaciones es alojarse en un camping.

Estos recintos vacacionales nos ofrecen la posibilidad de llevarnos nuestra propia tienda de campaña y todo lo necesario para estar unos días descansando, practicando deportes al aire libre, tomando el sol en la playa o disfrutando de unas vacaciones económicas.

Disfrutar en un camping es sencillo, agradable y, sobre todo, económico. Pero también puede ser algo incómodo si no se tiene un equipamiento adecuado.

Para disfrutar de las ventajas de los campings y de la experiencia de sentirse en la naturaleza, pero sin privarse de ninguna comodidad, se ha creado el concepto del glamping.

¿Qué es un camping?

Los campings son grandes complejos que ofrecen parcelas para instalar la tienda de campaña o bien una autocaravana. Es un concepto interesante porque podemos contratar una parcela pequeña si contamos con una tienda para una o dos personas o una más grande capaz de albergar una tienda de mayor tamaño o incluso el coche y la tienda.

Estos alojamientos tienen varias zonas comunes donde se ubican los baños, las duchas, una zona de limpieza para hacer la colada, las piscinas y zonas de ocio, bares y restaurantes… Todo ello para compartir con el resto de los usuarios del camping y que no falte de nada.

Pero es en dicha parcela donde montamos la tienda de campaña propia, un trabajo que puede convertirse en algo bastante engorroso. Ya que, sea una tienda más grande o una sencilla y desplegable, requiere un tiempo para ser montada y poder disfrutar de esas vacaciones tan esperadas.

Además, el equipamiento de cada tienda de campaña depende del usuario. Y eso requiere mucho espacio en el coche, si se viaja en él, o en la mochila si se opta por viajar de esta manera. Pero hay otra manera para disfrutar de todo lo que ofrece un camping, sin las incomodidades que tienen este tipo de alojamientos.

El glamping, una opción más cómoda que el camping

Si en el camping debes llevar la tienda de campaña y todo lo que se necesita para pasar unos días, en el glamping la cosa cambia bastante. Esta modalidad de acampada mantiene todas las ventajas de los campings, pero sin las incomodidades que provoca llevar encima todo lo imprescindible.

La palabra glamping proviene de las palabras glamour y camping. Esto quiere decir que se trata de un camping, pero en el que no se utiliza una tienda de campaña tradicional. Ni siquiera hay que llevarla, ya que se trata de alojamientos ya preinstalados y listos para su uso.

Se suele practicar el glamping en entornos naturales, espacios abiertos o fincas privadas. Y la parte del glamour viene de parte de toda la comodidad y el equipamiento que tienen estas tiendas de campaña de lujo.

Como si fuera una habitación de hotel de categoría alta, las personas que se alojen en ella podrán disfrutar de unos servicios que no se suelen encontrar en los campings tradicionales.

Un glam camping, como también se conocen, ofrece agua corriente, calefacción y aire acondicionado, baño privado, una zona para cocinar, mobiliario confortable, ropa de cama… Todo lo que en el camping tradicional no existe, o es de uso compartido y resta privacidad.

Los elementos que se utilizan para alojarse no son tiendas de campaña propiamente dichas. El glamping prefiere utilizar un alojamiento atípico, como un tipi, una burbuja o cualquier otro tipo de edificio desmontable que se puede convertir en un lugar para descansar.

Los orígenes del glamping 

Hace relativamente poco tiempo que se comenzó a utilizar este término para nombrar a este tipo de servicio de acampada ya preparada con todas las comodidades.

El glamping nació a mediados de la década de los años 2000 y hay quien sitúa su origen en Estados Unidos. Otras personas lo ubican en Reino Unido, así que, aunque nadie se pone de acuerdo acerca de dónde nació, sí que se sabe que tiene origen anglosajón.

Independientemente de dónde nació, el concepto fue extendiéndose por todo el mundo y, hoy en día, se puede encontrar una gran oferta de glamping en muchos lugares.

Otro de los puntos a favor del glamping es que no existe la masificación que es bastante normal en los campings tradicionales. Incluso si eliges viajar en temporada alta, la cantidad de personas que encontrarás en una zona de glamping es muy inferior a la de otros establecimientos, ya que el aforo es limitado para respetar la privacidad y comodidad de los usuarios.

La privacidad es importante para estar cómodo durante las vacaciones y en un glamping es mucho más fácil encontrar ese momento de relax sin agobios. Si además se prefiere viajar en temporada baja, la intimidad y la tranquilidad es mucho mayor que en cualquier otra opción de alojamiento.

Alojarse en un espacio diferente

Una de las características de este tipo de acampada de lujo es la variedad de tipos de alojamiento que hay disponible. No solo hay tiendas de campaña más o menos tradicionales, eso sí, equipadas con todas las comodidades posibles. También se han creado tiendas de campaña con las formas más originales.

Es posible alojarse en un elegante tipi, en una burbuja semitransparente o en cabañas en los árboles preparadas para acoger a varias personas. Pero hay también autobuses acondicionados, yurtas, jaimas, caravanas de lujo… Hay alojamientos de lo más curiosos que pueden convertirse en un lugar de descanso inimaginable durante las vacaciones.

No hay un estándar para este tipo de tiendas de campaña. La oferta es inmensa y en cada establecimiento puede encontrarse uno o varios tipos de alojamientos. Son bastante más originales que las tiendas de campaña tradicionales y, como ya hemos comentado, no falta nada para sentirse no solo como en casa, sino incluso mejor que en ella.

Además, en el glamping se pueden encontrar objetos y servicios que no solemos relacionar con un alojamiento tradicionales como telescopios, kits de picnic, etc. Entonces ¿es el glamping más caro que el camping tradicional?

Glamping, el camping glamuroso I ViveMásVidas

Diferencias de precio entre camping y glamping

Es cierto que en los campings el precio de la parcela es muy flexible y puede resultar muy económico. Ya que, dependiendo de la ubicación, el tamaño y los servicios ofertados, el precio por parcela puede variar mucho.

Por eso, es normal pensar que, efectivamente, este tipo de acampada es mucho más económica que el glamping. Pero, como en todo, hay matices.

Si se alquila un bungalow en un camping tradicional, puede resultar bastante más caro que un tipi ubicado en una zona de glamping en un entorno natural. Si se opta por un tipo de alojamiento más exclusivo, como puede ser una casa en el árbol, esta puede ser mucho más cara que una habitación en un hotel de cinco estrellas.

Como en todos los alojamientos, hay una gran variedad de opciones y extras que pueden hacer variar el precio. Siempre hay que mirar qué se necesita, qué tipo de alojamiento es el que se está buscando y los servicios con los que se quiere contar.

Disfrutar del glamping, también en festivales

Lo bueno del glamping es que, en algunos casos, se integran en los espacios de los campings tradicionales. Hay algunos campings que tienen reservada una zona para quien quiere algo más que una simple tienda de campaña, con más espacio de separación entre ellas, con servicios privados y que cuentan con más opciones que los alojamientos habituales.

Por ejemplo, algunos festivales de música que ofrecen el servicio de acampada también cuentan con un espacio dedicado al glamping. De forma que, los asistentes pueden reservar una de estas tiendas con servicios premium y disfrutar de otra manera esos festivales musicales de verano.

Comodidad, servicios y privacidad en vacaciones

Si se quiere disfrutar de todo lo que conlleva un camping, pero sin tener que cargar con tiendas de campaña, equipamiento y otros bultos que acaban siendo un engorro, reservar un alojamiento de glamping puede ser nuestra mejor opción. Lujo, comodidad, confort, privacidad y tranquilidad sin renunciar a alojarse en plena naturaleza y cerca de la playa, o las zonas de montaña más interesantes.

aRTÍcuLos ReLacionaDos