Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

Seguridad para bebés en casa

en familia
Protección bebés - Vive Más Vidas

Cada día son más las personas que se preguntan cómo hacer que su casa sea más segura. Muchas encuentran respuesta en las compañías de seguridad especializadas. Pero la seguridad no sólo se enfoca en prevenir posibles peligros externos, también debe estar presente en el interior del hogar. Especialmente para proteger a las personas que más lo necesitan: los niños.

Cada día son más las personas que se preguntan cómo hacer que su casa sea más segura. Muchas encuentran respuesta en las compañías de seguridad especializadas. Pero la seguridad no sólo se enfoca en prevenir posibles peligros externos, también debe estar presente en el interior del hogar. Especialmente para proteger a las personas que más lo necesitan: los niños.

Te contamos todo lo que necesitas saber para convertir tus espacios en un lugar seguro y garantizar la tranquilidad de los tuyos en casa.

Consejos generales

Como sabemos que toda seguridad es poca cuando hablamos de niños, vamos a ver estancia por estancia los puntos calientes de accidentes y cómo prevenirlos para que puedas revisar hasta el mínimo detalle. Ya sabes lo que dicen, ¡más vale prevenir que curar!

ESCALERAS Y VENTANAS

Son las dos zonas o accesos que más preocupan y más peligro suelen representar para los niños. Por ello es importante prestarles especial atención:

Medidas de seguridad para ventanas:

  • Topes para las ventanas correderas. Si tienes hojas en las ventanas que corren sobre carril, hay topes sencillos que pueden bloquear el movimiento de manera que los niños no quepan por el hueco que dejes libre para ventilar, por ejemplo.
  • Limitadores de apertura con adhesivos. Este tipo de elementos son para ventanas abatibles y puedes usarlos también en muebles de puertas o armarios. Se pone una parte en el marco de la ventana y otra en la hoja, de forma que la ventana no puede abrirse más de unos centímetros.
  • Redes para ventanas. Proteger las ventanas con mallas o red que evitan la caída al vacío también es una opción. Tal vez no es lo más estético, pero desde luego es efectivo.
  • Barrotes y rejas de seguridad. Las rejas son un elemento de seguridad tradicional en las ventanas, no solo para los niños sino también para evitar que desde el exterior pueda entrar alguien.
  • Barras de seguridad para ventanas. Igual que para las escaleras interiores de casa, se recomienda poner una barrera de seguridad para las ventanas. Hay elementos similares que hacen que las ventanas sean seguras y a la vez puedan abrirse y cerrarse.

Medidas de seguridad para escaleras:

  • Instala barreras, puertas o vallas de seguridad. Arriba y abajo de las propias escaleras, o bien en la puerta de la habitación del niño. Se recomienda que la distancia entre barrotes no sea superior a 6,5 cm.
  • Asegura tus barandillas. El pasamanos y los barrotes se deben asegurar. Los barrotes no deben estar demasiado separados, igual que en la barrera. Comprueba que están bien sujetos a la pared de ven en cuando y listo.
  • Arregla la moqueta o los escalones sueltos o estropeados. Así evitarás tropiezos y caídas.

SALÓN: territorio comanche

Mientras sean pequeños, es probable que pasen mucho tiempo ahí, porque también estás tú. Intenta disponer la estancia de forma que ni ellos ni las cosas de valor sufran ningún daño. Tendrás que poner especial atención a las moquetas y cortinas, las chimeneas o calefactores, el material electrónico y los enchufes, y los objetos que dispones sobre las diferentes superficies y muebles que tienes en el salón. Los consejos para la seguridad en el salón incluyen:

Seguridad del bebé en casa - Vive Más Vidas
  • Mantén los bordes y esquinas de los muebles cubiertos.
  • Asegura los televisores grandes y otros muebles pesados ​​con una correa de pared o clavos. Esto evita que se caigan.
  • Coloca una barrera alrededor de las chimeneas y otras fuentes de calor.
  • Coloca los cordones para cortinas y persianas fuera del alcance de los niños.
  • Trata de mantener los cables eléctricos fuera del alcance de los niños.
  • Los muebles mejor alejados de las ventanas.
  • Mantén todas las plantas fuera de su alcance.
  • Pon bases antideslizantes a las alfombras.

COCINA: un mundo para explorar

Para los niños, la cocina es como un gran parque de atracciones: lleno de objetos nuevos que descubrir y con los que jugar en las horas de ocio. Pero algunos pueden ser peligrosos. Es fundamental hacer de la cocina un entorno seguro mediante algunas medidas como estas:

  • Aparta los cuchillos, tijeras y otros utensilios afilados, lo más seguro es guardarlos en cajones cerrados con seguro.
  • Al cocinar orienta los mangos de las ollas y sartenes hacia la parte interior para que no puedan alcanzarlos desde abajo.
  • Es recomendable disponer un extintor de incendios que funcione en la cocina y asegurarte de que todos los adultos en el hogar saben usarlo.
  • Siempre que sea posible utiliza productos con tapas de seguridad a prueba de niños.
  • Guarda bien la basura, constituye una atracción irresistible para la curiosidad y el deseo de explorar de los niños.
  • Si usas manteles retíralos al acabar de comer y asegúralos con pinzas de sujeción. Es fácil que el niño tire del mantel y puedan caerse los objetos que están encima de la mesa.
  • Si la cocina es a gas, cerrar siempre la llave de paso de gas después de cocinar.

Es importante también, además de tomar medidas, educar a tus hijos sobre los peligros que puede tener jugar con fuego o con cuchillos en la cocina. También puedes enseñarles las reglas básicas para “sobrevivir” en la cocina: usar guantes para coger ollas calientes, no tocar el horno si está encendido, no poner objetos metálicos en el microondas y usar los cuchillos (sobre todo los más afilados) con sumo cuidado.

BAÑOS: un mar de aventuras

Los peques necesitarán utilizar el cuarto de baño a diario y eres tú quien necesita asegurarse de que este está totalmente equipado para sus pequeñas aventuras. Estos son algunas cosas que tener en cuenta para que aprendan y desarrollen rutinas con la máxima seguridad posible:

  • Apuesta por una bañera si tienes niños pequeños en casa. El baño será más divertido y también más seguro para ellos, y más cómodo para ti.
  • Elimina los obstáculos. Planifica la ducha a ras de suelo y prescinde del típico escalón para acceder a ella. Así minimizarás las posibilidades de que el peque se resbale al salir de la ducha mojado.
  • Evita quemaduras con una grifería termostática, permiten regular la temperatura del agua para que esté entre los 36 y 38ºc de una forma constante y presentan un sistema de seguridad que impide superar los 38ºc por defecto.
  • Coloca alfombras de baño antideslizantes fuera y dentro de la ducha o bañera para evitar caídas.
  • No dejes enchufados ni el secador, ni la maquinilla ni nada que pueda suponer un juguete para los niños.
  • Usa seguros para los asientos del inodoro para evitar que los niños pequeños se caigan.
  • Organiza los jabones a su alcance, que no tengan que hacer malabares para llegar a ellos.
  • Evita los cerrojos en el baño, porque jugando el peque puede cerrar la puerta y no saber cómo abrirla desde el interior.

Con estos consejos podréis transformar la bañera en un barco pirata, usar el espejo para probar peinados imposibles, improvisar un desfile de carnaval y convertir la hora del baño en la hora ‘cuenta cuentos’.

DORMITORIO: su fortaleza y refugio

La habitación de tu hijo es ese espacio donde tu pequeño pasará gran parte de su día a día. Por ello, tiene que sentir que es su refugio. Un lugar que sea agradable, seguro y reconfortante. Podemos tener en cuenta:

  • En el caso de los más pequeños, es muy práctico tener los suministros para cambiar pañales al alcance del cambiador. De esta forma no dejaremos al niño desatendido para cogerlos. Usa también el arnés de seguridad para que no se caiga.
Seguridad infantil - Vive Más Vidas
  • Coloca moquetas o alfombras grandes fijadas al suelo. Son piezas imprescindibles en un cuarto infantil ya que el suelo es su principal zona de juegos y de experimentación.
  • Asegúrate de que el espacio de almacenaje de los juguetes sea de fácil acceso e incluya un sistema de cierre seguro.
  • Mantén la cama alejada de las ventanas. Saltar en la cama es una de las actividades favoritas por excelencia, y apartar la cama de la ventana no está de más.
  • Utiliza literas solo para niños mayores, subir puede ser complicado si todavía son demasiado pequeños.
  • Asegúrate de tener bien anclado todo el mobiliario de la habitación, como mesillas, cuadros o armarios a la pared.

TERRAZA o jardín: La jungla en casa

Jugar al aire libre es uno de los momentos más memorables de la infancia. El tiempo de juego es fundamental para que los niños aprendan, desarrollen amistades y amplíen sus horizontes. Para poder aprovecharlo al máximo con seguridad, ten en cuenta las siguientes pautas:

  • Procura que en el balcón no haya nada a lo que los niños se puedan encaramar: Nada de sillas, mesas, banquetas, ni macetas. Para ellos cualquier elemento se puede convertir en una escalera.
  • No colocar en alto los maceteros y objetos decorativos, ni sobre alguna base de la que pueda caer y dañar al niño.
  • Redes, barrotes, rejas y cerramientos de seguridad te evitarán estar 24 horas pendiente de tus hijos si vives en una casa terraza o con balcones.

Además, si los niños que juegan en la naturaleza se les debe enseñar a identificar qué plantas locales son peligrosas y a qué animales no conviene acercarse. Un conocimiento y respeto saludable por toda la vida silvestre contribuirá en gran medida a prevenir lesiones o accidentes.

En definitiva, los adultos estamos tan acostumbrados a desenvolvernos con facilidad por casa que a veces se nos olvida que los más pequeños todavía están explorando. Como padres, madres, tíos, hermanos o abuelos parte de nuestra tarea es protegerles lo máximo posible. Para ello es fundamental tener en cuenta su protección cotidiana, una protección que incluya pequeños y sencillos detalles que eliminen los riesgos de los accidentes en el hogar. ¡Esperamos que estéis todos bien y seguros en casa!

aRTÍcuLos ReLacionaDos