Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en familia > Cuidado > Tipos de ingresos en las familias y cómo ponerlos en marcha

Tipos de ingresos en las familias y cómo ponerlos en marcha

en familia
Tipos de ingresos en las familias y cómo ponerlos en marcha

Las familias pueden tener varias fuentes de ingresos. De hecho, cuantas más tenga, mejor, porque es muy positivo obtener ingresos de distintas procedencias para no depender de una sola.

Las familias pueden tener varias fuentes de ingresos. De hecho, cuantas más tenga, mejor, porque es muy positivo obtener ingresos de distintas procedencias para no depender de una sola.

Bien es cierto que lo normal es depender de los ingresos por trabajo de los padres. Sin embargo, conviene explorar otras alternativas para tener las finanzas familiares más controladas. La idea final de este artículo es ayudarte a identificar esas posibles fuentes de ingresos alternativas en la familia para que dependan menos de los salarios y puedas destinarlas a otras partidas como la hucha a largo plazo o el fondo de emergencias.

En principio, no vamos a contar con la posibilidad de generar ingresos por un segundo trabajo a tiempo parcial y nos vamos a centrar en los ingresos pasivos. Los ingresos pasivos son los que obtienes sin dedicarles tiempo. Dicho de otro modo, son los ingresos que obtienes sin cambiar tu tiempo o tu trabajo por dinero y que suelen ser recurrentes.

El objetivo es que pongas a tu dinero a trabajar para ti y lo conviertas en una fuente de ingresos alternativa. Dentro de una correcta planificación financiera de tus finanzas, tener un mínimo de tres fuentes alternativas permite una mayor tranquilidad financiera. Como hemos dicho en otros artículos, la diversificación de los ingresos (o de las inversiones) es vital en la planificación financiera.

 

Ingresos por nóminas o pensiones

El principal ingreso de cualquier unidad familiar son los salarios o pensiones de los padres. En algunos casos, se añaden los salarios o pensiones de alguno de los hijos que viven en el grupo familiar. Son recurrentes y de importe conocido por lo que suelen ser el pilar fundamental de la economía familiar. No son ingresos pasivos porque proceden del tiempo que dedicamos a trabajar.

También se incluirían aquí los ingresos procedentes de ayudas o subvenciones, siempre y cuando se trate de ingresos a medio plazo y no de ayudas puntuales.

Ingresos procedentes de alquileres

No es tan habitual, pero el segundo de los ingresos que puede sustentar a una familia son los ingresos por rentas del alquiler. En esta partida incluimos los ingresos pasivos procedentes de tener alquilado a largo plazo un bien. Normalmente, inmobiliario, del tipo vivienda, local, oficina, nave, terreno, garaje etc.

Diferentes tipos de ingresos familiares

Si hablamos de activos inmobiliarios los ingresos pueden proceder de alquileres estables o vacacionales (puntuales) procedentes del alquiler turístico.

Sin embargo, se pueden alquilar otros activos menos habituales como vehículos a motor, espacios para publicidad y un largo etcétera.

Ingresos procedentes de beneficios

Es el dinero que ganas por vender algo que compraste más barato o que fabricas tú mismo. Pueden ser ventas puntuales de objetos de segunda mano que ya no utilizas del tipo objetos del bebé que ha crecido o ropa que ya no te gusta o se ha quedado pequeña. Hay muchas aplicaciones en Internet para este tipo de operaciones de ventas entre particulares.

También hay quienes sacan partido de sus habilidades culinarias y venden tartas, galletas o dulces personalizados, se han convertido en influencers y quienes se dedican al dropshipping por Internet o la reventa en mercados locales de productos comprados en otros más económicos.

Ingresos procedentes de intereses

Literalmente, serían los ingresos que obtienes por ceder tu dinero a otra persona o institución. Por lo general, hablamos de intereses bancarios procedentes de cuentas remuneradas o depósitos a plazo fijo. Pero también se incluyen plataformas de crowdlending (préstamos a particulares) o la tenencia de deuda pública (prestar dinero a una institución pública) o privada (prestar dinero a una gran empresa) del tipo bonos, obligaciones, letras o pagarés.

Recuerda que los tipos de interés están en mínimos, pero que tarde o temprano empezarán a subir. Esto implica que recibirás más intereses por tus activos financieros los próximos años.

 

Ingresos procedentes de dividendos

Son muy similares a los anteriores, pero se trata de lo que se obtiene vía dividendos por las acciones de empresas cotizadas en mercados que poseemos y que reparten un porcentaje de sus beneficios a los propietarios. Las firmas de análisis calculan habitualmente la rentabilidad por dividendo de las principales empresas del Ibex 35 (España) o del Stoxx 50 (Europa) para quienes quieren obtener un dividendo por sus ahorros.

 

Ingresos por ganancias de capital

Son los ingresos que proceden del incremento de valor de los bienes que posees. Para conseguirlos, debes vender el bien. Sería el caso de las acciones que se han revalorizado, fondos de inversión, inmuebles, metales preciosos de inversión como el oro, arte o antigüedades.

 

Ingresos por derechos

Son unos ingresos poco habituales, pero que pueden ser una renta suficiente para mantener a una persona. Son los ingresos que proceden de derechos de autor (música, literatura, etc.), de patentes o de franquicias. A grandes rasgos, son los ingresos recurrentes que proceden de las ideas que has tenido y han explotado otros.

Aquí se incluyen ingresos procedentes de trabajos publicados y vendidos en Internet creados por ti del tipo tutoriales, cursos, ebooks, fotografías, blogs (ingresos por publicidad) y un largo etcétera.

En resumen, lo habitual es que la economía familiar se base en los ingresos por trabajo, pero algunos afortunados pueden adelantar su jubilación gracias a ingresos recurrentes por sus ideas, sus inversiones financieras o por sus inversiones inmobiliarias. Cuantas más fuentes de ingresos tengas, menos dependerás de tu salario.

aRTÍcuLos ReLacionaDos