Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en tus finanzas > Gestiona tu dinero > Errores más habituales cuando inviertes en bolsa

Errores más habituales cuando inviertes en bolsa

Errores más habituales cuando inviertes en bolsa

Pasar de ahorrador a inversor puede resultar complicado si no se va paso a paso. Y el primero de todos ellos, es invertir en uno mismo; en formación. Cuanto más sepas sobre cómo funcionan los mercados, mejores decisiones tomarás.

Pasar de ahorrador a inversor puede resultar complicado si no se va paso a paso. Y el primero de todos ellos, es invertir en uno mismo; en formación. Cuanto más sepas sobre cómo funcionan los mercados, mejores decisiones tomarás.

A grandes rasgos estos son los errores más comunes que se cometen cuando se invierte. Conocerlos te ayudará a evitarlos. No están necesariamente en orden de importancia, pero sí creemos que el primero de ellos es vital para mejorar los resultados de tus inversiones y para evitar sustos y pérdidas económicas.

 

Falta de formación

Invertir no es complicado, pero quizás sea precisamente por eso por lo que se cometen tantos errores. Invertir es sencillo, sí, pero no es fácil. Una cosa es que mediante un buen bróker online puedas invertir a bajo coste desde cualquier dispositivo con acceso a Internet y otra muy distinta que operes con conocimiento de causa con el producto o al precio adecuado.

Existen muchos cursos para aprender a dar los primeros pasos en bolsa. Muchos de ellos son gratuitos. Otros tantos son oficiales y ofrecen titulación. Y algunas plataformas ofrecen cuentas demo para dar los primeros pasos en el mercado y probar nuestros conocimientos.

Según Warren Buffet, un experto inversor multimillonario que debes recordar siempre:

Invierte en ti mismo porque tú eres tu mejor activo

Si vas a invertir en bolsa directamente, tendrás que formarte mucho más. A toda la formación anterior deberás añadir conocimientos sobre los sectores, el ciclo económico o las empresas y la forma en la que facilitan los datos sobre su evolución financiera.

 

Endeudarte para invertir

Otro error de bulto es el de invertir más capital del que realmente tenemos. Vamos, endeudarnos para poder invertir. El capital que debes dedicar a las inversiones debe ser el que no necesites para vivir; una parte del ahorro a largo plazo. Tampoco es razonable que inviertas con apalancamiento, que es algo parecido a invertir con un dinero prestado.

Desconocer tu perfil como inversor

En tus primeros pasos como inversor debes ser conservador y elegir productos y activos de riesgo bajo. A medida que aumente tu conocimiento del mercado y de las operaciones, puedes elevar ese perfil de riesgo, pero nunca al principio.

Tu perfil de riesgo también viene dado por los objetivos financieros que te plantees. No es lo mismo batir a la inflación que buscar una rentabilidad determinada. No es lo mismo dejar que el dinero trabaje para ti sin prisa a intentar dar un pelotazo en bolsa en una operación a muy corto plazo.

Tu perfil de inversor te permitirá crearte una estrategia a corto, medio y largo plazo que te permita alcanzar unos objetivos financieros. Estas estrategias se van revisando cada cierto tiempo y se ajustan a los cambios del mercado, pero siempre con los instrumentos financieros que conozcas, disciplina y un horizonte temporal razonable.

 

Dejarte llevar por tus emociones

En la media en que inviertas un dinero que no precisas y lo hagas con una buena estrategia y a un plazo razonable, podrás dormir tranquilo. No debes mirar a diario cómo marchan tus inversiones porque los mercados se mueven y sólo conseguirás intranquilizarte. Un buen consejo es hacer un seguimiento de tus inversiones mensual, sobre todo si inviertes en fondos.

Obviar la diversificación

En la medida en que tu capital invertido aumente, debes buscar des correlacionar la cartera. Esto implica utilizar productos distintos, mercados diferentes y un largo etcétera. Puede parecer complicado, pero si inviertes en un fondo de inversión mixto global ya dispones de una diversificación suficiente como para que tengas varios miles de euros en un mismo producto a un plazo mínimo de tres/cinco años.

Desconocer el funcionamiento del producto en el que inviertas

Desconocer el funcionamiento del producto en el que inviertas

Para dar tus primeros pasos como inversor basta con que elijas un buen fondo de inversión. Lo creemos así porque son instrumentos sencillos, gestionados por profesionales, con bajos costes de gestión, permiten diversificar una cartera, son eficientes desde un punto de vista fiscal y resultan productos bastante sencillos en general.

Si te decantas por otro instrumento de inversión es muy importante que entiendas bien cómo funciona, sus riesgos y sus costes, incluyendo la fiscalidad. Recuerda que hay un nuevo impuesto a partir de enero de 2021 que reduce tus beneficios en bolsa.

 

Escoger una plataforma no regulada

Si decides invertir en bolsa directamente, debes buscar un buen bróker especializado. Los bancos ofrecen este servicio, pero a un precio mucho mayor que las firmas del sector.  Un buen bróker está autorizado para operar en España y regulado por las autoridades españolas.

Por otro lado, cuidado con las comisiones que te cobren por comprar o vender, más las de custodia por los valores que tengas. Por último, procura que tenga una interfaz sencilla e intuitiva que te resulte fácil de utilizar.

 

Por lo tanto…

En conclusión, invertir es sencillo, pero no fácil, porque la mejor inversión es en tu formación. Si el mundo de las finanzas no te atrae, puedes ponerte en manos de un analista financiero independiente que te asesore.

O bien, puedes optar por instrumentos financieros sencillos del tipo fondos de inversión que puedes encontrar en tu propio banco. Los suyos no son los mejores productos del mercado, ni recibirás allí un asesoramiento independiente, pero pueden servirte para dar un primer paso de ahorrador a inversor.

Sigue leyendo más sobre cómo gestionar tu dinero en nuestro blog de finanzas personales.

aRTÍcuLos ReLacionaDos