Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Clase universitária
en familia

Plan de ahorro para Estudios Universitarios

en familia

En la vida nunca dejamos de aprender. Y estudiar nos permite llevar nuestro aprendizaje a otro nivel. Estudiamos para abrirnos las puertas al mercado laboral, para formarnos profesionalmente, para posicionarnos como expertos, para emprender o simplemente por el placer de saber más.

Clase universitária
en familia

En la vida nunca dejamos de aprender. Y estudiar nos permite llevar nuestro aprendizaje a otro nivel. Estudiamos para abrirnos las puertas al mercado laboral, para formarnos profesionalmente, para posicionarnos como expertos, para emprender o simplemente por el placer de saber más.

Cuando estudiamos también expandimos nuestros círculos sociales, conectamos con personas con intereses e inquietudes similares y vivimos experiencias enriquecedoras.

La educación universitaria nos conduce a esto y mucho más. Y sabemos que ir a la universidad requiere un esfuerzo económico por nuestra parte. Pero también sabemos que merece la pena. Porque estudiar es generar oportunidades para construir nuestro presente y crear puentes al futuro.

Por eso, hoy queremos compartir contigo un plan de estudios universitarios, para que tus hijos puedan ir a la universidad en el futuro o para que tú puedas empezar esa carrera que tanto deseas cuanto antes.

¿A quién le interesa ahorrar para los estudios?

En realidad nunca acabamos de estudiar, la vida es un continuo aprendizaje. Por eso, ahorrar para estudiar es beneficioso para toda persona que tenga la inquietud de formarse. Y si te sientes reflejado en alguno de los siguientes casos, te interesará:

estudiante haciendo examen
  • Si tienes hijos, nietos o sobrinos y quieres ayudarles a construir su vida a través de los estudios. La educación universitaria es un buen legado que aportarles para el día de mañana.
  • Si quieres emprender y lanzarte al mercado laboral por tu cuenta, es probable que tengas la necesidad de estudiar y formarte en algo que te de mayor autonomía.
  • Si ya estás trabajando y necesitas actualizarte, estudiar también será provechoso.
  • Si de repente has cambiado de idea y quieres dar un giro 180º a tu vida y probar una nueva aventura profesional que nada tiene que ver con lo que has estudiado hasta el momento
  • Si te gusta aprender por amor al arte, por ganar sabiduría y experiencia. Cada vez son más las personas que tienen más de una carrera, máster o posgrado.

Podríamos enumerar cantidad de casos más. La necesidad de aprender más para poder trabajar y vivir mejor siempre estará ahí. Y cuanto antes empieces a ahorrar, menos esfuerzo te costará cuando llegue el momento de empezar.

 

¿Cuánto cuesta estudiar en España?

En España, la educación universitaria no es 100% gratuita. Hay distintas opciones, puedes optar por centros de estudios públicos o privados, pero en cualquier caso se requerirá una inversión económica. Por eso será más fácil si empiezas en cuanto puedas a preparar la hucha para la universidad.

Ya sea para estudiar un Grado Universitario, un Máster o Posgrado, en el país contamos con prestigiosas Universidades por todo el territorio que ofrecen cantidad de opciones para formarnos realmente en lo que más nos apetezca.

Por un lado, el coste medio en las Universidades Públicas supera los 850€  al año por matrícula para cursar 60 créditos al año. Eso sí, algo a tener en cuenta es que los precios varían de una comunidad autónoma a otra. En el caso de másteres habilitantes, los precios por año van de entre los 2.470€ en Cataluña y los 821€ en Andalucía. Los másteres no habilitantes suelen tener precios más altos y cambian considerablemente según el territorio y la materia de estudio. Desde 4.000€ por curso en Cataluña a los 730€ – 1.150€ en Castilla-La Mancha.

Los precios de las universidades varían de una comunidad autónoma a otra

Por otro lado, también se tiene la opción de estudiar de manera no presencial cursando la modalidad a distancia. Poder estudiar desde nuestra casa reduce algunos gastos asociados a la modalidad presencial y en el mejor caso nos permite compatibilizar el estudio con otras actividades o trabajos más fácilmente. Además, en algunas universidades resulta  más económico estudiar a distancia.

Por su parte, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) destaca que los precios de las universidades públicas varían hasta un 236%. Por eso recomendamos hacer una investigación previa.

material de oficina rosa

Cómo empezar a ahorrar

Si quieres poner en marcha un plan de ahorro para estudios, necesitarás primero saber cuánto cuesta lo que tú o tus hijos quieren estudiar. No importa si todavía no sabes exactamente qué carrera o si tus hijos son demasiado pequeños como para saberlo ahora. En estos momentos lo que importa es hacerse una idea aproximada para poder cumplir tus objetivos de ahorro a largo plazo.

Para hacer una estimación de cuánto necesitas ahorrar, tendrás que tener en cuenta lo siguiente:

  • Cuánto cuesta aproximadamente la matrícula por año. Como hemos visto antes, dependerá del tipo de estudios y sobre todo del centro, público o privado, y el territorio donde tú o tus hijos estudien. En caso de no saberlo con exactitud, puedes coger de referencia un Grado, Máster o Posgrado de la Universidad de tu comunidad autónoma.
  •  Valorar otros gastos asociados al estudio. Aquí entran los libros y material de estudio principalmente. Y en caso de que tus hijos decidan irse a estudiar fuera, o incluso tú, habrá que tener en cuenta también la manutención (residencia/piso, comida, desplazamientos, etc.).

Con estos cálculos sabrás aproximadamente cuál sería el ahorro anual que cubrir. Y una vez hayas hecho cuentas, entonces ya puedes decidir qué porcentaje de tus ingresos dedicarás a la universidad de tus hijos o a la propia. En este punto, no hay fórmulas ideales. Encuentra el aporte con el que te sientas a gusto.

 

Otra opción son los préstamos personales para estudios

Si por el motivo que sea no has podido preparar un fondo de reserva para la universidad de tus hijos, no pasa nada. Tampoco pasa nada si no tenías previsto ponerte a estudiar a tus 35 años. Nunca es tarde para empezar o volver a estudiar. Siempre podemos cambiar de rumbo. Y estamos contigo para acompañarte en tus decisiones.

Te ayudamos a financiar tu formación con el préstamo personal estudios. Puedes obtener desde 4.000€ hasta 15.000€ para que puedas costearte estudiar donde quieras y lo que quieras. Y sin comisión de apertura.

Si quieres dar el paso y empezar una carrera, puedes. Si te mueres de ganas por hacer ese máster en fotografía para especializarte, también puedes. Como si prefieres apostar por un posgrado y luego ya verás. Y si quieres echarles una mano a tus hijos financiando parte de sus estudios, también puedes. Puedes todo. ¡Así que adelante!  

aRTÍcuLos ReLacionaDos