Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en tus finanzas > Gestiona tu dinero > Principales maneras de invertir en oro físico y sus diferencias

Principales maneras de invertir en oro físico y sus diferencias

Principales maneras de invertir en oro físico y sus diferencias

Una de las inversiones más interesantes para quienes gustan de tener un activo físico en su poder es el oro. Y no se equivocan quienes así piensan. En tiempos de crisis el oro es fácil de convertir en dinero. Quienes se percataron del florecimiento de las tiendas que compraban oro en la crisis financiera de 2009 pueden corroborarlo.

Una de las inversiones más interesantes para quienes gustan de tener un activo físico en su poder es el oro. Y no se equivocan quienes así piensan. En tiempos de crisis el oro es fácil de convertir en dinero. Quienes se percataron del florecimiento de las tiendas que compraban oro en la crisis financiera de 2009 pueden corroborarlo.

Además, los expertos recuerdan que el oro es un gran activo en momentos en los que sube la inflación (los precios de todo en general). Siempre es inteligente guardar una cierta cantidad de oro en casa para convertirlo en dinero en tiempos de crisis o cuando sube excesivamente la inflación.

Sin embargo, si decides comprar oro en forma de joyas cuando te van bien las cosas o no hay mucha inflación, no estarás invirtiendo de forma eficiente. Hay varios factores que invitan a pensar en que la mejor forma de invertir en oro es mediante lingotes o monedas. Te los contamos para que los valores.

Pero para poner todo en contexto, la demanda de oro para joyas durante los primeros tres meses de 2021 fue de 477 toneladas, en tanto que la demanda del oro para monedas y lingotes fue de 339,5 toneladas, según el Consejo Mundial del Oro.

Recuerda que el oro siempre tiene cabida en una cartera de inversión diversificada, lo mismo que los activos inmobiliarios o los financieros, por poner algunos ejemplos.

La lista de motivos para invertir en lingotes o monedas es muy amplia. Pero si crees que comprar joyas es una mejor manera de comprar oro porque en cierto modo disfrutas de tu inversión, te equivocas. Las principales razones para comprar oro físico en monedas o lingotes son la pureza, la fiscalidad, el precio, la liquidez, el almacenamiento, la utilidad o la inversión a largo plazo.

Razones para decantarse por la compra de oro en monedas o lingotes

  • La principal razón por la que invertir en oro físico a través de monedas o lingotes es su fiscalidad. En la Unión Europea, el oro físico de inversión está exento de IVA cuando lo que se compra son piezas a partir de dos gramos. En el IRPF, el oro de inversión tributa como ganancia patrimonial (diferencia entre el precio de compra y el de venta).

El oro que forma parte de las joyas, en cambio, no se considera oro de inversión desde un punto de vista legal. Por este motivo, las joyas soportan un 21% de IVA.

  • Otro aspecto que diferencia estas dos formas de inversión en oro físico es la pureza. Entendamos la pureza como la cantidad de oro puro que contiene cada pieza. Pues bien, el oro de inversión mide su pureza en milésimas y el oro de joyería en quilates ¿Cuál es la diferencia?

La UE establece que el oro físico tiene una pureza igual o superior de 995 milésimas para lingotes o barras, o de 900 milésimas para las monedas acuñadas con posterioridad al año 1800 que hayan sido o sean moneda de curso legal en su país de origen y que sean comercializadas habitualmente por un precio no superior en un 80% al valor de mercado del oro que contienen.

Sin embargo, la pureza del oro de joyería es de 18 quilates, lo que supone una pureza de solo 750 milésimas. Esto es porque se mezcla con otros metales para elevar su durabilidad y dureza. El oro puro es de 24 quilates, pero es demasiado blando y se deforma con facilidad. De ahí que en joyería se hable de oro de distintas tonalidades, pues tienen que ver con los metales que se utilizan: el oro amarillo lleva plata y cobre; el blanco, plata, cobre, zinc o paladio; el rosado, cobre y plata; y el negro, rutenio.

  • Si hablamos de precio, el de los lingotes y monedas es más controlable, porque no llevan trabajos que eleven su precio del tipo diseño, elaboración, valor artístico, etc. Quien vendió joyas en tiendas que compraban oro se dio cuenta de que no eran lo que parecía porque no se valora el trabajo del joyero y se reduce el valor de la aleación.
Razones para decantarse por la compra de oro en monedas o lingotes
  • En línea con este punto, la liquidez de las joyas no es ni de lejos la de los lingotes y monedas. El oro de inversión vale lo que marque el mercado en cada momento, mientras que las joyas pueden no valer ni lo que pesa el oro que las rodea.
  • Por otro lado, almacenar oro de inversión es más sencillo porque su pureza permite que no se ponga feo lo guardes donde lo guardes. Tampoco lo puedes perder porque no necesitas sacarlo de su lugar de custodia, algo que sí puede ocurrir con las joyas.
  • Por último, la gran ventaja del oro de inversión es que puede transferirse sin que suponga ningún tipo de apego. Vender las joyas de la familia en momentos de necesidad puede ser un mal trago. Sin embargo, vender un lingote o una moneda, aunque haya llegado a través de una herencia familiar, no supone una incomodidad sentimental porque no supone ningún apego.

Como conclusión, invertir una pequeña parte de tu cartera en un activo físico como el oro es una buena inversión. Sin embargo, resulta mucho más rentable comprar oro de inversión que joyas. Puedes comprar oro de inversión en piezas que van desde un gramo hasta las de un kilo. Por ello es accesible para todas las economías.

aRTÍcuLos ReLacionaDos