Search
Generic filters
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Generic filters
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

Dispositivos para ahorrar energía

¿Quién no ha recibido alguna vez la factura de la luz y se ha pensado dos veces si abrir el sobre por evitar el susto?

controlar-consumo-de-energia-con-el-movil

¿Quién no ha recibido alguna vez la factura de la luz y se ha pensado dos veces si abrir el sobre por evitar el susto?

No será la primera vez que el consumo de energía se dispare en casa y tengamos que acabar abonando más de lo esperado. Si te estás preguntando cómo ahorrar en la factura de la luz, este artículo te interesa. Hoy, en ViveMásVidas queremos hablar de cómo la domótica puede ayudarte a ahorrar energía.

 

Automatiza el consumo con la domótica

En los últimos años, además de las bombillas de bajo consumo, han aparecido en el mercado ciertos dispositivos o accesorios que están diseñados para ahorrar en la factura de la luz. Que funcionen mejor o peor es difícil de valorar porque cada hogar es un mundo y lo que funciona en tu casa puede no funcionar en otra. Sin embargo, puedes plantearte adquirir el que sepas que te será más útil en tu caso.

A continuación, veremos algunos dispositivos de domótica interesantes y repasaremos las funcionalidades de estas innovaciones para que evalúes si te interesa plantearte incorporar alguno en tu hogar.

matrimonio-consultando-la-tablet-en-el-sofa
  • Contador inteligente

Muchos de nosotros tenemos ya el contador inteligente, un aparato que facilita datos reales sobre el gasto energético de cada hogar. Este dispositivo ya nos permite conocer lo que consume un mes determinado con respecto a los anteriores e identificar las horas de mayor consumo. Con esta información deberíamos ser capaces de valorar si la potencia que tenemos contratada es la más indicada.

La potencia contratada, es el número de kW (kilovatios) que tenemos en nuestra tarifa y limita el número de aparatos que podemos conectar simultáneamente sin que salten los plomos. Por eso, si en tu casa has conectado muchos aparatos a la vez y nunca has tenido problemas ni te han saltado los plomos, tal vez podrías reducir la potencia contratada, porque igual es demasiado elevada y en esa parte de la factura pagas de más.

En cualquier caso, el contador inteligente te ayudará en esto. Así podrás contratar una tarifa que se ajuste a tus necesidades reales y ahorrar al final del mes.

 

  • Dispositivos de análisis del consumo

Si ya sabemos valorar la factura de la luz, podemos pensar en instalar dispositivos como Nubings, un sistema para analizar en qué electrodomésticos y a qué horas se produce el consumo eléctrico de un hogar, así como también analiza la iluminación. Algo muy interesante de estos dispositivos es que pueden mostrar en tiempo real datos del consumo eléctrico de tu casa en tu Smartphone, Tablet o PC.

Además, te ayudan a interpretar los datos, realizan comparativas y te ofrecen soluciones tanto para ahorrar energía como para ayudarte a contratar la mejor tarifa para ti. Con esta información, cualquier persona o familia puede realizar los ajustes más eficientes para su caso concreto. Según las experiencias de usuarios, podrías hacer un ahorro de energía medio de 300 euros al año en tu vivienda. Suena bien, ¿verdad?

 

dispositivo-para-controlar-consumo
  • Apps móviles para controlar electrodomésticos

Si nos queremos facilitar las cosas, algunas marcas de domótica como Wattio, Mirubee, WeMo o Ego permiten apagar o programar aparatos desde el móvil. Esto resulta muy útil cuando por ejemplo nos vamos y dejamos la lavadora o el lavavajillas encendido.

Si queremos evitar que consuman de forma innecesaria hasta que volvamos a casa, podemos apagarlos de forma definitiva desde el móvil. Y no solo se puede reducir el uso innecesario, sino también usarlos en modo ahorro. Muchos electrodomésticos tienen programas ECO, o que permiten elegir temperaturas más bajas para el agua, disminuyendo el consumo de electricidad y, por lo tanto, el dinero que nos cuesta.

En definitiva, estas aplicaciones nos permiten usar los electrodomésticos de manera eficiente, aprovechando la potencia que consumen para que puedan cumplir su función consumiendo lo mínimo.

 

  • Detectores de movimiento para la luz

La domótica no es de lo más barato, pero ofrece opciones con un potencial de ahorro en energía interesantes. Un ejemplo son los detectores de movimiento que algunas comunidades de vecinos tienen instalados en las zonas comunes. Sólo hay luz si se detecta la presencia de alguien.

Puede parecer que en una casa pequeña no tienen mucho sentido, pero hay una aplicación que sí puede ayudarnos a ahorra energía: en el baño. Habitualmente, los extractores de baño se conectan con los interruptores de la luz para que se activen en el momento en que encendemos las luces. Sin embargo, si tu baño tiene luz natural, instalando un sensor de movimiento se podría accionar el extractor sin necesidad de encender la luz. Teniendo en cuenta que el día tiene muchas horas de luz, esto podría suponer un buen ahorro de energía.

 

chica-ajustando-termostato
  • Termostatos inteligentes

Los termostatos inteligentes como el de Google son una buena solución. Se programan para que calienten la vivienda un rato antes de que lleguemos para no encontrarnos la casa fría y la necesidad de calentarla rápidamente, lo que supone un gasto mayor.

¿Sabes que un grado de más en la calefacción puede suponer hasta un 7% más de consumo? Sabiendo esto, igual es interesante servirnos de termostatos inteligentes para controlar la temperatura de nuestro hogar y ahorrar todo lo posible.

Muy parecidos también son los controladores de las persianas, que se bajan o suben a nuestro gusto para que la luz solar caliente un poco la casa o bajarlas si hace frío para que la aíslen más.

 

Lo importante es tomar conciencia

Al final, la respuesta a cómo ahorrar energía es sencilla: dedicándole tiempo de una u otra manera a valorar el consumo que realizamos. Una vez detectado el agujero por el que gastamos de más, podemos ponerle freno con dispositivos inteligentes que nos hagas la vida más fácil.

Además de valorar el ahorro que supone para nosotros, también es una buena forma de aprovechar los recursos de manera eficiente para cuidar del planeta en la medida de nuestras posibilidades. ¿Te apuntas?

aRTÍcuLos ReLacionaDos