Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en movimiento > Deporte > Diez tendencias fitness para recuperar la forma física tras las vacaciones

Diez tendencias fitness para recuperar la forma física tras las vacaciones

Deporte con wearables | ViveMásVidas

El final de las vacaciones suele ser uno de los momentos del año en que más personas deciden que ha llegado la hora de ponerse en forma, empezar a hacer ejercicio y cuidar la dieta.

El final de las vacaciones suele ser uno de los momentos del año en que más personas deciden que ha llegado la hora de ponerse en forma, empezar a hacer ejercicio y cuidar la dieta.

Antes, esta decisión era sinónimo de madrugones para ir a correr, largas sesiones de en el gimnasio, o pesadísimas dietas. Y a menudo el resultado terminaba siendo el abandono antes de lograr los resultados esperados.

Por suerte, en la actualidad las cosas han cambiado radicalmente: Existen nuevas tendencias deportivas y de entrenamiento, y un amplio abanico de actividades que podemos llevar a cabo para lograr la forma física que deseamos.

En este artículo descubrirás diez de las tendencias de fitness que más éxito tienen a la hora de cuidar nuestro cuerpo y mejorar nuestra forma física:

 1. Entrenamientos Online y desafíos virtuales

Si somos capaces de hacer teletrabajo, ¿por qué no entrenar también desde casa? El entrenamiento online ofrece todas las ventajas del gimnasio, en la comodidad de tu hogar.

Plataformas de fitness en streaming como Better Naked Club, Train With Us, o Instafit ofrecen una amplia gama de contenidos, que van desde las clases en directo a través de zoom o Google Meet, videos, métodos de entrenamiento y mucho más.

Otra tendencia al alza relacionada con el fitness online son los Desafíos Virtuales: Retos que a través de diferentes metas que debemos ir alcanzando, nos ayudan a lograr nuestro objetivo final.

Un ejemplo de estos desafíos, lo podemos encontrar en la app: The Conqueror Virtual Fitness Challenges , una aplicación perfecta para mejorar la motivación para correr, andar, montar en bici o nadar.

Su funcionamiento es muy sencillo: Estableces un objetivo «virtual», por ejemplo: cruzar a nado el Canal de la Mancha. La app se sincroniza con tus aplicaciones de fitness para que puedas hacer el seguimiento de tu recorrido y cuanto te falta para conseguir tu misión virtual.

Tendencias fitness | ViveMásVidas

2. Salud mental y estado físico

«Mens sana in corpore sano». Se trata de una frase que hemos oído millones de veces… pero que sigue siendo tan cierta hoy como cuando la pronunció el poeta romano Juvenal hace casi dos mil años.

La salud mental y el estado físico son vasos comunicantes, y por eso crece tanto la práctica de disciplinas como el yoga o el pilates, que buscan el equilibrio de cuerpo y mente:

  • Yoga: Nacido en la India hace miles de años, el yoga es una disciplina que ayuda a conectar cuerpo, mente y respiración. Su práctica permite mejorar la salud mental y el estado físico a través de la realización de diferentes posturas físicas, ejercicios de respiración y de meditación.

Sus beneficios son incontables: Reduce el estrés, mejora nuestra flexibilidad, aumenta nuestra capacidad de concentración, incrementa nuestra confianza…

  • Pilates: Se trata de un sistema de entreno creado a principios del S-XX por Joseph Hubertus Pilates, que lo ideó a través de la combinación de otras disciplinas como gimnasia, traumatología y yoga.

Aunque existen grandes similitudes entre ambas disciplinas, también hay diferencias importantes: en Pilates destaca un mayor trabajo físico, sobre todo, de la musculatura abdominal, la base de la espalda y los glúteos, y el aumento de energía.

Los principales beneficios de la práctica de Pilates son entre otros la mejora de la postura corporal, la tonificación muscular, el aumento de la flexibilidad o la mejora de la circulación sanguínea y linfática.

 

 3. HIIT. Entrenamientos rápidos:

Las iniciales HIIT son la abreviatura de «High Intensity Interval Training». Es decir, Entrenamiento por intervalos de alta intensidad. Se trata de un tipo de entreno basado en intercalar intervalos de tiempo cortos en los que trabajamos a intensidad máxima con intervalos un poco más largos de descanso.

A diferencia de un entreno de fitness «clásico», la duración de estos entrenamientos suele ser de sólo 10 o 15 minutos como mucho, ya que la intensidad debe ser máxima en todo momento.

Las rutinas HIIT incluyen todo tipo de sencillos ejercicios como sentadillas, jumping jacks, flexiones, planchas o carreras. Existe una gran variedad de rutinas Hiit adaptadas a todos los niveles que podemos encontrar fácilmente en YouTube o en webs de fitness. Lo más importante es que adaptes la rutina a tu nivel… ¡y que lo des todo!

 

4. Wearables

Los smartwatches y las pulseras de actividad son una herramienta perfecta para animarte a hacer ejercicio y cuidar de tu cuerpo. Basta introducir algunos parámetros como estatura, peso, o edad, para marcar objetivos a cumplir y poder hacer un seguimiento de manera sencilla y regular.

Algunos de los principales beneficios que ofrecen este tipo de wearables son:

  • Controlar nuestro ritmo cardíaco.
  • Controlar la respiración.
  • Potenciar hábitos
  • Monitorizar nuestro ejercicio diario.
  • Programar nuestras rutinas.

Existen wearables adaptados a todos los presupuestos y necesidades: Sin duda, el Apple Watch Series 6 es uno de los smartwatches más completos que podemos encontrar. Las SmartBand de Xiaomi son increíblemente populares, gracias a su reducido precio y su gran utilidad a la hora de llevar un estilo de vida más sano.

 

5. Entrenamientos personales

A veces, cuando ya hemos tomado la decisión de empezar a cuidarnos, nos encontramos frente a un gran problema: No sabemos por dónde empezar, ni qué se adaptará mejor a nosotros. En ese caso, contar con un entrenador personal puede ser la mejor opción, ya que nos garantiza mayor éxito y menor riesgo de sufrir lesiones.

Entre los beneficios de contar con un personal trainer, podemos destacar:

  • Personalización: el entrenador creará un programa específico adaptado a nosotros.
  • Motivación: tener un compromiso con tu entrenador, hace que no haya excusas para saltarse la clase.
  • Performance: con un entrenador personal te aseguras de que estás haciendo los ejercicios de forma correcta.
Entrenamientos HIIT | ViveMásVidas

6. Entrenamiento en grupo

Si entrenar solo te resulta aburrido, lo que necesitas es entrenar en grupo. Un modo perfecto para mantener la motivación, y hacer que el entrenamiento también sea divertido.

Entrenando en grupo acabas con la pereza, conoces a gente, mejoras la confianza en ti mismo, descubres tu potencial, aumentas la competitividad, y puedes comparar tus progresos con los del resto de miembros del grupo.

La mayoría de gimnasios ofrecen modalidades de entreno en grupo.

 

7. Entrenamiento con peso corporal

El entrenamiento con peso corporal consiste en utilizar sólo el peso de tu cuerpo como resistencia. Es perfecto para aquellas personas que deseen modelar el cuerpo, mejorar la postura y definir un buen tono muscular.

Ofrece importantes beneficios:

  • Libertad: Ya que podemos entrenar en cualquier lugar y sin necesidad de usar material adicional.
  • Utilidad: Son entrenamientos muy funcionales que permiten una ganancia de fuerza útil, mejorando la eficacia de nuestros movimientos.
  • Transferencia: Los ejercicios realizados se transfieren a los movimientos comunes que realizamos en el día a día.
  • Agilidad: Mejora la agilidad de nuestro cuerpo, aumentando la fuerza, la resistencia, la velocidad y la flexibilidad.

Algunos ejemplos de ejercicios con peso corporal son las sentadillas, los abdominales, las flexiones, las planchas o los ejercicios con escalón.

 

8. Apps de ejercicio para seniors

Aunque cualquier edad es buena para hacer ejercicio, conviene recordar que cada edad necesita un tipo de ejercicio diferente. Si tienes más de 50 años, debes saber que hay multitud de apps y servicios que pueden ayudarte a encontrar las mejores rutinas para tu ejercicio.

Un ejemplo es la app SEVEN, que propone tablas de ejercicios con una duración de 7 y 8 minutos, con un entrenamiento centrado en la realización de sencillos ejercicios adaptados a tu forma física.

Las apps para caminar también son perfectas para ponernos en marcha. MapMyWalk por ejemplo, es una aplicación que te permite hacer un seguimiento de todo tu progreso: Calorías quemadas, distancia, ritmo, velocidad, elevación…

Lo importante en estos casos, es consultar siempre con nuestro médico para que pueda darnos pautas acerca del tipo de ejercicio que le conviene más a nuestro cuerpo y nuestra edad.

 

9. Ayunos intermitentes

El ayuno intermitente consiste en abstenerse total o parcialmente de comer durante un tiempo determinado. Este tipo de ayuno ofrece beneficios como la pérdida de grasa, una mejor salud y una mayor longevidad.

Hay muchos tipos de ayuno intermitente:

  • Ayuno 12 horas: Decidir un periodo de ayuno de 12 horas todos los días y cumplir con él.
  • Ayuno 16 horas: Ayunar 16 horas al día, dejando una ventana de alimentación de 8 horas, se conoce como el método 16:8 o la dieta Leangains.
  • Ayuno por 2 días a la semana: Consiste en comer cantidades regulares de alimentos saludables durante 5 días y reducir la ingesta de calorías durante los otros 2 días.
  • Ayuno en días alternos: Suele hacerse ayunando cada dos días.
  • Ayuno semanal de 24 horas: Conocida como la técnica Eat-Stop-Eat implica no comer alimentos durante 24 horas.
  • Saltar las comidas: Ideal para principiantes. Implica omitir comidas ocasionalmente.
  • La dieta del guerrero: Implica comer unas cuantas porciones de frutas y vegetales crudos, durante un período de 20 horas, y luego comer una comida grande por la noche.

 

10. Nutrición funcional

La nutrición funcional se centra en la interacción existente entre todos los sistemas del cuerpo: físicos, emocionales y del entorno.

Las dietas tradicionales se plantean con un objetivo principal, como bajar una determinada cantidad de peso, y suelen tener un principio y un final. En cambio la nutrición funcional busca mejorar los hábitos de la persona para que pueda sostenerlos en el tiempo.

Los principios de la nutrición funcional son:

  • La individualidad bioquímica: Cada organismo es único y tiene unas necesidades específicas.
  • Tratamiento centrado en la persona: Nuestro estado de salud es la suma de muchos factores: Alimentación, ejercicio, genética y entorno físico.
  • Equilibrio nutricional: Órganos como el hígado, los riñones o el intestino tienen que estar sanos para poder absorber correctamente todos los nutrientes que necesitamos.
  • Salud como vitalidad positiva: Estar sano no es que no te pase nada. Estar sano es sentir un bienestar completo físico, mental y social.

 

Seguro que, entre todas estas tendencias de fitness, hay una que es perfecta para ti. La clave está en ser constante, y en disfrutar mientras poco a poco vamos llevando una vida más sana y activa para cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente.

aRTÍcuLos ReLacionaDos