Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en movimiento > Movilidad > Qué hacer si compras o vendes un coche a un particular

Qué hacer si compras o vendes un coche a un particular

Qué hacer si compras o vendes un coche a un particular

Lo habitual cuando compras un coche es que dejes el viejo en el concesionario para obtener una rebaja. Sin embargo, a veces un particular te paga más y decides vendérselo a él. O eres tú quien compra un coche a un particular porque está en buen estado y te sale más económico que uno de ocasión, o porque te fías más de quien te lo vende. En cualquier caso, debes saber qué mirar y qué papeles rellenar si compras o vendes un coche o moto a un particular. Aquí te lo contamos.

Lo habitual cuando compras un coche es que dejes el viejo en el concesionario para obtener una rebaja. Sin embargo, a veces un particular te paga más y decides vendérselo a él. O eres tú quien compra un coche a un particular porque está en buen estado y te sale más económico que uno de ocasión, o porque te fías más de quien te lo vende. En cualquier caso, debes saber qué mirar y qué papeles rellenar si compras o vendes un coche o moto a un particular. Aquí te lo contamos.

Antes de comprar un vehículo debes hacer tres comprobaciones: su estado, que tenga la documentación en regla y que esté registrado. Este último aspecto es el menos controlado y puede generar algún que otro susto, porque es posible que exista una deuda sobre el vehículo que podría terminar en embargo.

 

Comprobaciones antes de comprar un vehículo usado

La mejor manera de hacer las comprobaciones técnicas del vehículo es exigir una Inspección Técnica de Vehículos (ITV) reciente. No obstante, no está de más dejar que un mecánico le eche un vistazo y te asegure que no hay defectos o desperfectos a la vista y que todo está en orden y funciona bien.

Recuerda que, si pese a tus comprobaciones, el vehículo termina teniendo vicios o desperfectos que no vistes en ese momento, puedes reclamar al vendedor durante los seis meses siguientes, pero tendrás que demostrar que esos fallos estaban ahí antes de la compraventa. Y eso ya es más difícil.

También debes comprobar que el número de bastidor coincide con el de la documentación del vehículo. Y, puestos a mirar, comprueba que el vehículo no está inscrito en la base de datos de vehículos robados porque te podrías quedar sin coche y sin dinero.

La comprobación de la documentación pasa por asegurarte de que el vehículo pertenece a quien dice ser su dueño y que él o ella está en condiciones de venderlo. Esto es, que esté registrado a su nombre. Comprueba también que no tiene ninguna limitación de uso, multas pendientes, embargos o cargas financieras y que el permiso de circulación esté en regla.

Comprobaciones antes de comprar un vehículo usado

Para realizar todas estas comprobaciones puedes solicitar un informe de los datos en la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) que cuesta algo menos de diez euros. El resto de la documentación son la tarjeta que confirma que ha pasado la ITV si el vehículo tiene más de cuatro años, la ficha técnica y el permiso de circulación, el justificante de pagos del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica o IVTM del último año. También sabrás la antigüedad real del coche y quiénes han sido sus dueños anteriores.

Por último, para comprobar que el vehículo no tiene deudas con una entidad financiera de cuando lo compraron debes acudir al Registro de bienes muebles. Para que se pueda hacer el cambio de titular, el propietario debe solicitar una carta de cancelación de deuda para poder anular la anotación de esa deuda en el Registro.

 

¿Qué trámites hay que hacer para la compraventa de un coche de segunda mano?

Tráfico recomienda que este tipo de operaciones entre particulares estén avaladas por un contrato de compraventa que recoja todos los datos que identifiquen al comprador y al vendedor, los detalles del acuerdo, los datos del vehículo y las firmas del vendedor y del comprador.

Para evitar malentendidos, el contrato debe reflejar también el día y la hora en la que se produce la transmisión. Así, el vendedor se libra de la responsabilidad en cualquier multa que pueda producirse mientras se cambia la titularidad.

  • El contrato debe tener dos copias:

Una para el vendedor y otra para el comprador, adjuntar copia de los DNI y rellenar el modelo oficial de la DGT para cambio de titularidad y notificación de venta de vehículos.

Desde el momento de la firma del contrato tienes diez días para comunicar el cambio de titular en la Jefatura de Tráfico. Allí te van a exigir que presentes el resguardo del pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en la AEAT (Hacienda) que pagará el comprador, el DNI de los dos (copia en caso del vendedor para comprobar su firma y el número), la documentación completa del coche o moto, el recibo del Impuesto de Circulación y ese contrato de compraventa.

Para realizar esta operación, la DGT te cobrará una tasa y te dará un nuevo permiso de circulación. El comprador tiene 30 días desde la firma de la compraventa para realizar estos trámites.

Por cierto, el importe del ITP que pagará el comprador dependerá del precio del vehículo y se paga en la comunidad autónoma donde resida el comprador.

Un último aspecto a controlar en una compraventa de vehículos entre particulares es el seguro. El vendedor debe hablar con su aseguradora y explicarle su intención para que la compañía le explique la operativa. Es posible mantener la póliza o cancelarla, por lo que conviene saber si hay letra pequeña que limite estas opciones.

 

Si eres tú quien vende su vehículo

Si en la operación tú eres el vendedor, entrega toda la documentación para que se pueda preparar el contrato y asegúrate de que una vez realizada la venta el cambio de nombre se hace con rapidez. Si pasados 15 días, el comprador no te ha enviado una copia del permiso de circulación con el cambio de nombre, deberías acudir a la Jefatura de Tráfico y comunicar que has vendido tu coche para evitarte problemas posteriores.

Sigue leyendo más de Movilidad en el apartado En Movimiento.

aRTÍcuLos ReLacionaDos