Search
Generic filters
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Generic filters
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

¿Sabes cómo ser solidario?

Ahora más que nunca tenemos ganas de ayudar para superar entre todos esta situación, pero no tenemos que olvidar que siempre es un buen momento para ser solidario.

manos-de-joven-cogiendo-manos-de-anciana

Ahora más que nunca tenemos ganas de ayudar para superar entre todos esta situación, pero no tenemos que olvidar que siempre es un buen momento para ser solidario.

El momento que estamos viviendo nos invita a colaborar y hacer comunidad apoyándonos los unos en los otros. Si todos ponemos de nuestra parte, lograremos superar juntos el Covid-19 cuanto antes. Por eso, ahora más que nunca nos estamos haciendo conscientes de lo importante que es cooperar y ayudarnos, especialmente a quien más lo necesita. Sin embargo, lo que no todos sabemos es que la solidaridad es mejor cuando conseguimos que nuestra ayuda sea eficiente. Y eso, ¿qué significa?

Una solidaridad eficiente es aquella que no responde solo a unas fechas determinadas o una necesidad puntual en el tiempo. Los hospitales necesitan donaciones de sangre, guantes y mascarillas todo el año. Lo mismo ocurre cuando llegan las fechas navideñas. Se nos recuerda constantemente la importancia de ayudar a los demás, y por unos meses solemos comportarnos de forma más solidaria. Igual sucede con las grandes catástrofes naturales, nos implicamos muchísimo al principio.

Sin embargo, a medida que lo vamos dejando atrás y los medios dejan de hablar de ello, nos olvidamos y dejamos de ser solidarios, a pesar de que las ONG, múltiples proyectos y causas sociales necesitan donaciones todo el año. El objetivo es claro: conseguir que la solidaridad se reparta los 365 días del año.

Las ONG y las causas sociales necesitan donaciones todo el año.

Para conseguir que eso pase, y poder llevar a cabo una solidaridad eficiente, en Cofidis vamos a darte algunas ideas para que te sea súper fácil contribuir con proyectos y causas sociales a lo largo del tiempo. ¡Serás una persona solidaria todo el año!

 

¿Cómo llevar a cabo una solidaridad eficiente?

1. Haz donativos económicos regulares

La donación más eficiente es el dinero, porque proporciona la mayor parte de los ingresos a las ONG y actúa como un comodín. Las organizaciones pueden utilizarlo para financiarse esos meses valle en los que la solidaridad decae o trasvasarlo a zonas donde las donaciones son menores.

Además, el gobierno aprobó una legislación para dar ventajas fiscales a la solidaridad y deducir los donativos en el IRPF. Por ello, puedes deducirte el 75% de tus donativos cuando la cantidad total sea inferior o igual a 150€. A partir de esa cifra, te podrás desgravar un 30% del total.

Si la organización cumple con los estándares exigidos y tú planificas bien tu donativo, evitando donaciones impulsivas y anónimas que no podrán declararse, podrás ser solidario y ahorrarte un buen pellizco.

 

2. Comparte tus recursos

Aunque el dinero sea muy útil, hay gente a la que no le gusta donar dinero y prefiere ayudar de otras maneras. Donar recursos también es una manera genial de ser una persona solidaria, y se puede hacer de muchas maneras.

Una iniciativa que está muy de moda es el caffè sospeso, o café pendiente. Esta práctica surgió en Nápoles, y consiste en dejar pagado un café en una cafetería para que alguien que no tenga los recursos para permitírselo pueda pedirlo gratis.

Otra opción es, si te lo puedes permitir, comprar de más en el supermercado para donar el excedente a familias que lo necesiten. Si no conoces a personas que lo necesiten o te da más confianza que tu solidaridad vaya destinada a una organización, hay muchísimas que pueden ser una buena opción.

Por ejemplo, el Banco de Alimentos recoge cada año millones de kilos de productos para llenar despensas de familias con pocos recursos. Lo que poca gente sabe que tienes la oportunidad de repartir tus donativos a lo largo del tiempo para ayudar a las familias más vulnerables siempre que lo necesiten, y no solo en Navidad.

 

voluntariado-de-donacion-de-alimentos

3. Dona tu tiempo

Antes hemos dicho que la donación más eficiente es el dinero, pero eso no es del todo cierto. En realidad, la donación más útil y satisfactoria es la de quien dona su tiempo.

Hay muchas causas sociales que no solo necesitan recursos, sino también ayuda para gestionarlos. Muchas organizaciones requieren voluntarios para poder llevar a cabo sus tareas y colaborar en el proceso, porque no hay suficiente gente involucrada en la causa.

Cada uno dona lo que tiene, y si en tu caso es tiempo, haz una búsqueda de aquella organización con la que te apetezca colaborar y contacta con ellos. ¡Seguro que estarán encantados de tener un par de manos más que les ayuden!

 

4. Contagia la solidaridad

La solidaridad es una de esas cosas que crece cuando se comparte. Por lo que, si tienes la oportunidad, anima a la gente que te rodea a ser solidaria.

Explica a tu familia y amigos cómo ejerces tu solidaridad eficiente, y anímalos a seguir tus pasos. Cuanta más gente se implique en una causa social, más fácil será llegar lejos en un propósito en menos tiempo. Así, ¡la satisfacción de ayudar es compartida!

Publicar tu colaboración en redes sociales, llevar a gente cercana a la organización con la que colaboras para que la conozcan, empezar tus propias iniciativas solidarias… Siempre que puedas, esparce la solidaridad para que otros se contagien y también quieran ser solidarios.

 

voluntariado-de-recogida-de-basura

El primer paso es decidirse

Hay muchísimas maneras de ser una persona solidaria, de ayudar a quien más lo necesita, de compartir aquello de nosotros que puede mejorar el mundo en el que vivimos. La solidaridad es una parte intrínseca del ser humano, y como tal es muy positivo ejercitarla siempre que podamos.

Por eso, todos podemos reflexionar más sobre qué maneras tenemos de ser una persona solidaria en nuestro día a día, a qué queremos dedicar nuestros recursos y hacerlo de la mejor manera posible. Porque ayudando a los demás ayudamos al mundo, y también a nosotros mismos.

Cuanta más solidaridad, más vidas y más experiencias tendremos a nuestro alcance. Todas y todos. ¿Te sumas a hacerlo posible?

aRTÍcuLos ReLacionaDos