Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Padre jugando con hija encima de la cama
en familia

Cómo ahorrar en la contratación de los seguros

en familia

A la hora de contratar un seguro, una de las cosas que suelen hacernos reflexionar y a veces nos echan para atrás, es el precio.

Padre jugando con hija encima de la cama
en familia

A la hora de contratar un seguro, una de las cosas que suelen hacernos reflexionar y a veces nos echan para atrás, es el precio.

Porque sí, el coste de los seguros es un gasto en nuestro presupuesto, sin embargo, también es importante valorar la seguridad y tranquilidad que ganamos en nuestras vidas con ellos. Por eso, hoy queremos darte algunos consejos para contratar un seguro y beneficiarte de todas sus ventajas.

 

¿De qué tipo de seguro estamos hablando?

En el fondo, un seguro es un producto de inversión, ya que a largo plazo ganamos en tranquilidad. Y para hacer una inversión inteligente, lo primero es saber qué tipo de seguro necesitamos para ver la mejor manera de ahorrar en su contratación. Hay varios tipos de seguros:

  • De personas

    En este caso, nos referimos a seguros que cubren riesgos que afectan directamente a la integridad física de un individuo. En esta categoría, entran los seguros de vida, los seguros de salud, los dentales…

  • De bienes

    Enfocados a cubrir el patrimonio de personas y empresas en caso de que estos estén en riesgo. Se incluyen los seguros de automóviles, los de robo, los de responsabilidad civil…

  • De servicios

    Esta categoría incluye todos los seguros que prestan un servicio a la persona asegurada. Los seguros de asistencia en viajes, los seguros de decesos o los seguros de defensa jurídica son algunos ejemplos de este tipo de coberturas.

Antes de contratar cualquiera de ellos, lo importante es estudiar los riesgos que hay que cubrir, cuánto cuesta afrontarlos sin seguro, y qué ahorro supone el hecho de contratarlo.

padre hijo bici campo

Estudia bien las coberturas que necesitas

Lo más importante que debes tener en cuenta es que el seguro más barato no es el que vale menos, sino el que te cubre las contingencias que necesitas al mejor precio. Y eso no es lo mismo.

Por eso, es muy importante que pienses detenidamente qué coberturas necesitas para cada seguro que consideres tener: de viajes, de vida, de coche, de hogar, de mascotas…. Para ello, estudia cada caso en particular, sopesa tu situación y cuáles son los riesgos que quieres cubrir antes de tomar una decisión.

 El seguro más barato no es el de menor precio, sino el que mejor cubre tus necesidades.

Hay una gran oferta en el mercado que ha provocado una fuerte competencia en precios. Sin embargo, las ofertas que permiten vender productos de menor precio pueden no cubrir lo que quieres o necesitas. Por eso, ¡presta mucha atención al elegir!

Antes de contratar, compara

Como en todo, para encontrar el precio que más se ajuste a tu bolsillo al contratar un seguro, el truco es comparar entre toda la oferta disponible de varias compañías.

Cuando compares varios seguros, pide lo mismo a todas las aseguradoras. Intenta poner peras con peras y manzanas con manzanas para saber el precio que ofrece cada seguro para la misma cobertura que deseas, pensada a la medida de tus necesidades.

jovenes trabajando en grupo

Compara entre varias opciones, pidiendo siempre lo mismo a todas las compañías.

Utiliza los comparadores online cuando tengas claro qué necesitas y realiza una preselección. Utiliza esa lista de aseguradoras y, si aun así tienes dudas, cotéjala con tu corredor de seguros para que él te guíe en la elección final.

 

Una vez contratado, aún puedes reducir más la prima

Cuando tienes el seguro contratado, sigue habiendo opciones para todavía pueda costarte menos. Te contamos:

  • Para reducir el precio de un seguro, también puedes poner de tu parte. Si tomas medidas de prevención o seguridad para prevenir los daños en el objeto a asegurar e informas a la compañía, esta te bajará el precio. Una alarma o rejas en tu vivienda reducen el riesgo de siniestro y, por tanto, la prima del seguro.
abuelos mirando por la ventana con su nieta
  • En general, los seguros son de pago anual, es decir, que la prima se paga una vez al año. Si se fracciona el pago, deberemos pagar más por el mismo seguro. Evítalo ahorrando un poco cada mes y ten preparado el importe del pago único cuando te lo soliciten.
  • De la misma manera, procura que todos tus seguros estén en la misma aseguradora. Hoy en día la fidelidad se recompensa, así que aprovéchalo. Si cambias de compañía, pide ofertas para todos los seguros y no uno a uno, para facilitar la coordinación y aprovechar las ventajas en fidelidad.
  • Por último, evita al máximo tener siniestros o valora si te conviene dar parte al seguro en un momento determinado. Estos pueden aumentar el precio de la prima en el año siguiente y pueden ser motivo de discordia. Según qué siniestro, igual sale más a cuenta pagarlo de tu bolsillo, pero todo es valorarlo.

Procura que todos tus seguros estén en la misma aseguradora. Hoy en día la fidelidad se recompensa.

En resumen…

Así pues, si te estás planteando contratar un seguro y te preocupa gastar demasiado, te recomendamos que sigas estos consejos:

chica calculo hojas
  • Analiza bien qué coberturas necesitas.
  • Compara entre varias alternativas.
  • Toma medidas para proteger lo que aseguras.
  • Ahorra dinero para pagar de manera anual.
  • Mantén todos tus seguros en una compañía.
  • Evita los siniestros y sopesa si dar parte de ellos.

El hecho de contratar un seguro te permite disfrutar de aquello que te importa y vivir tus vidas sin preocupaciones. Tenerlo puede ahorrarte muchos dolores de cabeza, y si lo haces bien… ¡también parte de tu presupuesto!

aRTÍcuLos ReLacionaDos