Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en tus proyectos > Hogar > Cómo construir una piscina barata y perfecta

Cómo construir una piscina barata y perfecta

Cómo construir una piscina barata

Ha llegado el verano y vuelves a darle la vuelta a la idea de construirte una piscina. Pero, de nuevo, las dudas sobre el presupuesto, la obra que debes soportar y el mantenimiento de la piscina en invierno te echan para atrás.

Ha llegado el verano y vuelves a darle la vuelta a la idea de construirte una piscina. Pero, de nuevo, las dudas sobre el presupuesto, la obra que debes soportar y el mantenimiento de la piscina en invierno te echan para atrás.

Para que puedas valorar con más criterio la posibilidad de construirte una piscina, te vamos a dejar aquí unos consejos que te permitirán calibrar si te conviene o no. De entrada, piscinas hay para todos los presupuestos, no siempre es necesario realizar una gran obra y sí, es mucho mejor que un manguerazo en el jardín.

Espacio y presupuesto son claves

Los dos primeros factores que limitan tus posibilidades son el espacio y el presupuesto disponibles. Un técnico te ayudará a limitar tus opciones en cuanto a la superficie de que dispones y, a partir de esa valoración, podrás centrarte en otros detalles que te facilitarán la decisión final, tales como la obra, el tamaño del vaso, materiales, o el uso que le quieras dar.

Ubicación

Dónde tengas la piscina es un aspecto muy relevante. Los técnicos te aconsejan una orientación que permita el mayor número de horas de sol al día para poder climatizar el agua de forma natural. También señalan que debe tener un acceso práctico y que no se coma otras áreas importantes del jardín. Y estos factores no cambian si se trata de una piscina de obra o prefabricada que se monte sobre el suelo.

Estilo y diseño

Presupuesto, espacio y ubicación van a limitar tu piscina, pero no debes olvidar que debe estar en línea con el estilo de la vivienda. Integrar la piscina y la vivienda no es difícil. Sin embargo, una mala decisión puede depreciar la vivienda de cara a un alquiler o una posterior venta.
Para no equivocarse e invertir en una piscina que eleve el valor de la vivienda los materiales para el revestimiento del vaso y del borde de la piscina son lo más importante.

 

Guía para Reformar tu hogar

Materiales modernos y modas constructivas

Los materiales para el revestimiento de la piscina han cambiado mucho. Además, siempre hay tendencias que marcan las nuevas construcciones. Los técnicos hablan hoy de microcemento pulido por sus múltiples ventajas, entre las que se encuentran la posibilidad de combinarlo con pigmentos naturales. De esta manera, puedes personalizar el tono de color y adaptarla a tu estilo y al de tu vivienda.

El azulejo puede seguir siendo la opción más económica, pero los materiales más modernos tienen una vida útil más prolongada y un mantenimiento menos costoso. Por último, lo colores claros hacen que la piscina parezca más grande, aunque son más sucios y tienen un mantenimiento más complicado.

No te olvides de la zona de relax

No somos peces. A ratos, también nos gusta disfrutar de la cercanía de la piscina para tumbarnos en una hamaca a leer o a descansar después del chapuzón. Por ese motivo es conveniente dejar espacio para la denominada zona de relax, que esté al sol si la quieres para broncearte o bajo sombra para descansar y realizar otras actividades. Eso sí, de cara a la piscina y con la mejor orientación.

Piensa en la piscina como en una inversión para tu vivienda

Ya lo dijimos al principio, una buena piscina eleva el valor de tu propiedad. Además, es una inversión que va a durar muchos años. Por ese motivo, estudia bien tu presupuesto.

Consulta incluso a un experto inmobiliario cuánto podría subir el precio de la vivienda si construyes la piscina de obra. Probablemente, entre la diversión que te aporte y la revalorización que añada a la vivienda, te cueste menos decidirte a construirla.

Cuida el revestimiento del área de la piscina

En muchas piscinas acercarte al vaso es un infierno porque los materiales elegidos para el revestimiento de alrededor cogen temperatura y te abrasan los pies. En otras, bañarse es una operación de riesgo porque resbalan. Expón estos problemas al pedir presupuesto, sobre todo si van a utilizar la piscina niños o personas mayores.

No olvides el acceso al agua

Las piscinas de arena permiten el acceso al agua como si de una playa se tratara: progresivamente y sin resbalones. En cambio, te quitan metros de vaso. También debes valorar la profundidad máxima y mínima y dónde ubicar cada zona.

¿Qué hacer con la piscina en invierno?

El mantenimiento de la piscina se realiza durante todo el año. Una parte la puedes hacer tú, pero siempre habrá revisiones que tengan que hacer los expertos. Además, debes decidir cómo protegerla de la suciedad y del frío. En el mercado existen muchas soluciones para cubrir las piscinas y los precios son muy variados. De nuevo el tamaño de la piscina y tu presupuesto marcarán la decisión.

¿Qué hacer con la piscina en invierno?

¿Qué debes valorar para tener una piscina en casa?

Si te decantas por pedir un presupuesto y avanzar en tu idea de tener piscina en casa debes saber que tendrás que solicitar una licencia de obras en el ayuntamiento correspondiente. El consistorio será quien decida si es una obra menor o mayor. Todo dependerá de la profundidad de excavación y del muro de contención.

Con ambos conceptos por debajo del metro suele ser una obra menor y pagarás menos. Déjalo en manos de la empresa constructora. Además, ellos tendrán que gestionar también la recogida de residuos generados en la obra y lo incluirán en el presupuesto.

Un tercer aspecto que debes dejar en manos de los profesionales es la elección de la ubicación de la piscina según las posibilidades que dé el suelo. Construir donde tú quieres puede ser la opción más cara según los criterios más relevantes de orientación, firmeza del terreno y desnivel, entre otros matices.

Del tamaño y de su relevancia en el precio final de la piscina ya hemos hablado antes. Para que te hagas una idea, los profesionales proponen un vaso de 10×4 o 12×4 para la piscina privada de una familia de cuatro personas.

Por último, debes plantearte el uso que vas a dar a la piscina. Si va a ser un lugar donde hacer actividades deportivas, mejor rectangular para tener más espacio donde hacer largos y con un mínimo de profundidad. Si va a ser un lugar de descanso y relax, mejor más escaleras y más amplias, profundidad baja en alguna zona, y bordes redondeados en la piscina si hay mascotas o niños.

Si quieres saber más sobre el ahorro en las reformas del hogar, visita nuestro apartado de Hogar.

aRTÍcuLos ReLacionaDos