Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

¿Es un buen momento para opositar?

Una de las principales razones para acometer una oposición es la situación del mercado laboral. Y en estos momentos, tras el impacto que ha tenido la pandemia por la COVID-19, la situación del mercado laboral no es buena. Sólo entre los meses de marzo y abril con el confinamiento se destruyeron casi un millón de empleos.

¿Es un buen momento para opositar? | ViveMásVidas

Una de las principales razones para acometer una oposición es la situación del mercado laboral. Y en estos momentos, tras el impacto que ha tenido la pandemia por la COVID-19, la situación del mercado laboral no es buena. Sólo entre los meses de marzo y abril con el confinamiento se destruyeron casi un millón de empleos.

Los últimos datos del INE correspondientes al mes de septiembre indican que desde mayo se han recuperado algo menos de medio millón de empleos. Así, en términos anuales, el mes de septiembre registra 18,8 millones de afiliados, unos 448.000 menos que hace un año.

Pero es que las perspectivas no son buenas. El Banco de España maneja un escenario benévolo según el cual el desempleo alcanzará el 17,1% en 2020, el 19,4% en 2021 y el 18,2% en 2022. Por lo tanto, en 2022 el desempleo será superior incluso al de este año.

Esto también implica que muchas personas se han quedado con un puesto de trabajo inestable, dependiente de que llegue una recuperación económica, con una incertidumbre laboral importante. Para ellos la estabilidad laboral es un objetivo.

Con este panorama es fácil imaginarse que muchas personas han puesto sus ojos en la Administración Pública, donde se puede conseguir un puesto de trabajo fijo, bien remunerado, con unas condiciones laborales que favorecen la conciliación y con opciones de promoción. Opositar es trabajar hoy para un futuro.

Además, puestos a trabajar, mejor que sea en un trabajo que te guste. Y si trabajar en lo que te gusta implica estudiar, pues abre los libros, que a la oportunidad la pintan calva.

Razones para ser funcionario público

En primer lugar, conseguir una plaza de funcionario público es una meta lo bastante importante como para no dejarla aplazada por más tiempo. Ahora la situación estimula el esfuerzo y, aunque siempre es buen momento para empezar a preparar una oposición, tampoco hay motivos para pensar que mañana sea mejor día que hoy.

Sobre todo, porque la próxima crisis y los coletazos que se prevén de la crisis actual, pueden llegar mañana. Así, cuanto antes tengas esa plaza asegurada, mejor. Si tienes dudas sobre lo que pueda pasar mañana porque hay rumores en tu empresa, porque tu sector no marcha bien o porque quieres vivir más tranquilo, es el momento de buscar esa estabilidad laboral a través de una oposición.

 

Otro aspecto evidente que juega a tu favor en la situación actual es la disponibilidad de tiempo. Piensa en todo lo que pudiste haber hecho durante las semanas del confinamiento o en lo que puedes hacer si vuelven a confinarte. Estudiar no es perder el tiempo, pues tiene sus aplicaciones. Y si avanzas en tu formación mientras preparas una oposición matas dos pájaros de un tiro. Siempre será más útil prepararse una oposición que ponerse al día en varias series de las que ofrecen las televisiones de pago. Cada día de estudio es un día más cerca de tu objetivo y te ayudará a pasar tantas horas encerrado en casa.

Por último, una oposición supone invertir en tu mejor activo: en ti mismo. Una oposición supone un coste, como lo supuso estudiar en su momento, pero es una inversión de futuro. Seguro que hay mejores cosas a las que renunciar si apuestas por un mañana laboral estable y un futuro sin miedos.

Previsiones de nuevas ofertas de empleo público | ViveMásVidas

Piensa en que vas a conseguir tu meta laboral con esa oposición y en que entonces todos los esfuerzos en tiempo o en dinero, habrán merecido la pena. Piensa también, si no vives solo, en la tranquilidad que podrás aportar a tu casa si tienes un puesto de trabajo estable. El esfuerzo para que consigas tu plaza de funcionario no es sólo tuyo, sino de toda tu familia, pero también será positivo para todos vosotros que lo consigas.

Previsiones de nuevas ofertas de empleo público

  1. Hay motivos para pensar que en los próximos meses aumentará la oferta de empleo público. Por un lado, las plantillas de funcionarios están envejeciendo. Las previsiones de la empresa especializada en oposiciones Adams son que -en cinco años- se habrán jubilado 300.000 empleados y, en 15 años, se habrán jubilado la mitad de los funcionarios actuales.
  2. Por otro lado, la Administración Pública tiene una tasa de temporalidad muy elevada, pues ronda los 900.000 empleados interinos, un 27,5% del total. Lo más probable es que los procesos que se abran para convertir estos puestos en fijos se aprovechen también para ofertas de plazas nuevas.
  3. En tercer lugar, la transformación digital que tendrán que acometer las distintas administraciones supondrá la creación de nuevos puestos de trabajo para perfiles especializados.
  4. Y, en cuarto lugar, algunos sectores han mostrado que carecen de los recursos humanos suficientes para poder afrontar con garantías esta crisis. Tarde o temprano, las administraciones acometerán esta necesaria ampliación de plantillas.

Consejos para que consigas tu puesto de funcionario

  1. Ten clara la oposición que mejor se adapte a ti. Valora tus circunstancias personales (estudios, tiempo, idiomas, movilidad geográfica, etc.) y lo que te gustaría hacer.
  2.  Ten clara tu motivación, la razón por la que vas a realizar el esfuerzo de prepararte una oposición, porque será tu motor durante los meses de esfuerzo.
  3.  Busca un método que te permita maximizar las horas de estudio. Si no puedes acudir a clases, valora la posibilidad de contratar a un preparador, la formación online mediante el sistema del aula virtual o un curso online estándar si no dispones de flexibilidad horaria para adaptarte a una clase con horario.
  4. Prepara la oposición como un todo y no te centres sólo en una de las pruebas. Si eres joven y deportista puedes tener el objetivo de una plaza de bombero, policía o guardia civil, pero no dejes de lado la parte de los estudios, pues no te servirá de nada pasar las pruebas físicas si no preparaste también las académicas.
  5. Confianza en tus posibilidades. En una oposición no estudias para aprobar sino para ser mejor que otros. Prepárate bien y se constante, pero nunca dejes de creer en ti.

aRTÍcuLos ReLacionaDos