Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

Las 6 claves de las inversiones inmobiliarias

Barcelona Eixample desde el cielo

Invertir en propiedades inmobiliarias puede ser una buena manera de rentabilizar tu capital. ¡Aprende aquí las claves para invertir de forma inteligente!

Invertir en propiedades inmobiliarias puede ser una buena manera de rentabilizar tu capital. ¡Aprende aquí las claves para invertir de forma inteligente!

A raíz de la pandemia y de las medidas financieras tomadas para proteger las economías, los activos de bajo riesgo como la deuda o los depósitos han perdido rentabilidad. Por eso, ahora más que nunca, es importante pensar bien en cuáles pueden ser las inversiones más adecuadas de cara a los próximos años, teniendo en cuenta la ratio riesgo/beneficio. Así pues, hoy vamos a hablar sobre las 6 claves para invertir en inmuebles:

1. Analiza tus objetivos, situación financiera y tiempo de inversión

Como toda decisión financiera, debes empezar por plantearte cuál es tu perfil inversor: ¿Eres de los que prefiere una inversión de riesgo o una más conservadora?

La inversión en ladrillo ofrece rentabilidad a través del alquiler, ventajas fiscales y la posibilidad de una futura revaloración, la cual también es heredable.

Un tercer aspecto que hay que valorar es la cuantía de la inversión. El sector inmobiliario suele exigir un desembolso importante. Por eso, es recomendable un análisis completo de tu situación financiera. Recuerda, ¡tu seguridad económica es lo más importante!

2. Estudia y valora con cuidado la fiscalidad de los inmuebles

Los bienes inmuebles están sujetos a muchos impuestos. Por esta razón, conocer las vertientes legales es fundamental para una buena gestión de tu dinero. Si estás pensando en comprar, el IVA de la vivienda nueva, el Impuesto de Transmisión Patrimonial (ITP) de la vivienda de segunda mano o el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), son algunos de los tributos que tendrás que asumir.

Chica trabajando escritorio

3. Observa el negocio inmobiliario

Las inversiones inmobiliarias son, a menudo, a largo plazo. Por eso, siempre puede ser un buen momento para comprar. Sin embargo, la rentabilidad por alquiler varía según la provincia o mercado. Madrid y Barcelona son los territorios españoles donde es más fácil comprar y alquilar. Aún así, no son los más rentables, ya que los precios de adquisición son mucho más elevados que en otras ciudades.

Es cierto que la pandemia ha provocado una bajada de los precios de compra en prácticamente toda España, aunque de forma desigual. Como hemos dicho, Madrid y Barcelona cuentan con una estabilidad de precios mucho mayor que otras ciudades. Sin embargo, puedes encontrar buenas oportunidades en mercados residenciales más pequeños como las zonas turísticas de playa.

Un punto a tener en cuenta es la rentabilidad del alquiler de un activo inmobiliario. En 2019, la rentabilidad media del alquiler en España se situó en el 9,9% en oficinas. El 8,9% en locales, el 7,4% en viviendas y del 6,7% en garajes, según datos del portal inmobiliario Idealista. Estos datos confirman que comprar un inmueble para que en un futuro esté en alquiler, es una buena opción de negocio. Pero ¡ojo! También hay un dato menos positivo: los impagos o los retrasos en los pagos han aumentado debido a la inestabilidad económica con la que conviven muchos españoles.

Fachada edificio Barcelona

4. ¿Quién puede asesorarte?

En toda inversión inmobiliaria, es recomendable contar con un experto financiero te ayude con la valoración monetaria de la inversión, incluso la fiscal.

Si no tienes muy claro el activo que quieres comprar o la provincia o ciudad, un experto inmobiliario es tu persona. Este tipo de profesionales puede orientarte, facilitarte las gestiones o trámites y también identificar oportunidades interesantes. Además, hoy en día ya no es necesario salir de casa para realizar una operación de compra o de alquiler de una vivienda.

5. ¿Y si no dispones de capital para una inversión inmobiliaria?

¡Que no cunda el pánico! No todas las alternativas de inversión pasan por comprarte una segunda vivienda, local o plaza de aparcamiento. Existen muchas otras opciones financieras para beneficiarse del negocio inmobiliario. Puedes encontrar empresas inmobiliarias que cotizan en bolsa, por lo que puedes comprar sus acciones de forma directa o indirecta (fondos de inversión) e, incluso, plataformas de financiación participativa que incluyen proyectos inmobiliarios.

Las 6 claves de las inversiones inmobiliarias

Esto nos devuelve al punto cuatro. ¿Quién puede asesorarte? Cuando tratamos instrumentos financieros, contar con un asesor puede resultar de gran ayuda.

6. ¿Qué formas de invertir en el sector inmobiliario existen?

Existen cinco maneras de invertir en el sector inmobiliario, siendo la más común la de comprar para alquilar. ¡Aquí te las explicamos todas!

Comprar para alquilar

La clave para el éxito de esta operación es comprar en la localización adecuada. Un barrio, distrito, ciudad o provincia que tenga una buena demanda, una garantía de que la vivienda será fácil de alquilar y un buen precio. Recuerda calcular bien los gastos e ingresos para acercarte a una rentabilidad por alquiler que te permita amortizar la compra en un periodo de tiempo razonable.

Comprar para reformar para vender a posteriori

Si tienes buen ojo para apreciar las viviendas que se pueden revalorizar con poco trabajo de ‘chapa y pintura’, esta es tu opción. Hay viviendas en barrios antiguos que adquirirían un mayor valor si se adaptaran a los nuevos gustos y necesidades.

Comprar sobre plano

En general se trata de una inversión inmobiliaria a largo plazo largo y que depende de cómo evolucione la obra. La rentabilidad viene de la revalorización que experimente la vivienda durante su construcción. A medida que la vivienda cobra cuerpo es más atractiva para los compradores y, si has elegido bien, es muy probable que cuanto esté terminada haya personas dispuestas a invertir en tu vivienda, ¡más de lo que tu has pagado al comprarla!

Plano arquitecto

Comprar inmuebles con fines comerciales

Este tipo de inversiones son más complicadas para un inversor minorista pero siempre puedes apostar por el atractivo de un local y hacerte con él para alquilarlo. Lo mismo sucede con oficinas en una zona de negocios o de plazas de aparcamiento.

Comprar a larga distancia

Hoy en día no necesitas desplazarte para comprar en España o en el extranjero. Existen firmas especializadas en la gestión de activos inmobiliarios que pueden facilitarte todas las gestiones a distancia. ¿Vas a comprar en la ciudad en la que vives sólo porque es el único mercado que crees conocer bien? No renuncias a una buena rentabilidad.

Y si antes de invertir en el mercado inmobiliario prefieres ahorrar un poco, descubre Cómo ahorrar dinero en cada etapa de la vida . Vive Más Vidas está aquí para abrir tu mente y darte ideas, ¡piensa en ellas!

aRTÍcuLos ReLacionaDos