Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en tus finanzas > Gestiona tu dinero > ¿Qué determina el precio del oro?

¿Qué determina el precio del oro?

¿Qué determina el precio del oro?

Cuando empieza a subir la inflación o se producen incertidumbres geopolíticas globales, el oro sube de precio. Muchos inversores trasladan en esos casos parte de sus carteras al metal dorado como cobertura contra el riesgo o la inflación.

Cuando empieza a subir la inflación o se producen incertidumbres geopolíticas globales, el oro sube de precio. Muchos inversores trasladan en esos casos parte de sus carteras al metal dorado como cobertura contra el riesgo o la inflación.

Eso es probable que ya lo sepas, pero ¿conoces qué aspectos determinan el precio del oro? Aquí te los contamos.

 

  • Las incertidumbres geopolíticas y económicas

Cuando se producen situaciones de tensión geopolítica o de conflicto entre dos o más países, los inversores tienden a buscar refugio en activos más seguros. Algunas divisas como el dólar estadounidense, el yen japonés o el franco suizo tienen esa consideración.

El oro, como alternativa a otros activos que pueden perder su valor en situaciones de incertidumbre política o económica, suele ser uno de esos activos refugio.

 

  • El valor del dólar estadounidense

Los precios de las materias primas en el mercado internacional se establecen en dólares. Por lo tanto, si el dólar sube, comprar oro es más caro en el resto de las divisas (euros), por lo que la demanda baja y el precio también.

Este precio del dólar no se mira a través de su cambio con otra moneda sino con una cesta de monedas. Es el índice dólar y se creó en los años 70 para medir esa relación entre el dólar estadounidense y las monedas más fuertes del mundo en general (euro, yen, franco suizo, libra, etc.).

De esta manera, si aumenta la diferencia entre el billete verde (dólar) y las demás monedas en el índice es porque el dólar se aprecia. Lo mismo en el caso contrario.

Debes saber que cuando el dólar está débil sale les más rentable a los inversores internacionales comprar dólares en vez de oro. Pero también compran oro en vez de dólares cuando el billete verde está caro. A esto se lo llama correlación entre dos activos (dólar estadounidense – oro).

 

  • Los tipos de interés oficiales

Cuando los bancos centrales de las principales economías del mundo (Reserva Federal de EE.UU. o Banco Central Europeo) bajan los tipos de interés oficiales también se reduce el precio del dinero; esto es, se reduce la rentabilidad de los instrumentos de inversión más tradicionales (los de más bajo riesgo para inversores ahorradores: por ejemplo, depósitos bancarios).

Esto lleva a los inversores a refugiarse en activos alternativos y no dependientes de los tipos de interés, entre ellos el oro y, como en el caso anterior, hace que se incrementen las compras y el precio. Ocurre a la inversa cuando los tipos de interés suben. Correlación tipos de interés – precio del oro.

El precio del oro sube o baja
  • La inflación

El oro ha sido tradicionalmente una herramienta de cobertura y protección contra un repunte de la inflación. Recuerda que la inflación es la subida de los precios en general en una economía.

En este caso, el oro es un depósito de valor cuya evolución no depende de las intervenciones de los gobiernos en sus monedas. En macroeconomía, lo normal es que cuando se produce un incremento de la inflación haya también una subida del precio del oro, pues los inversores abandonan el mercado de divisas.

Según informes del Consejo Mundial del Oro, el aumento del dinero en circulación es un indicativo de que se va a producir un crecimiento en el precio del oro.

 

  • La producción minera

Los metales preciosos, y el oro es uno de ellos junto a la plata y la familia de los platinos (platino, paladio y rodio) son recursos limitados cuya producción no se puede incrementar a demanda. Hasta hoy se han extraído en el mundo unas 187.000 toneladas, según el Consejo Mundial del Oro. Por su parte, el Servicio de Geología de EE.UU. estima que aún quedan por extraen unas 52.000 toneladas. La mayor parte del oro extraído hasta ahora continúa en circulación.

La minería solo obtiene una media de 5 gramos de oro por cada tonelada de tierra que se extrae en las minas. Por ese motivo, es tan importante el reciclaje, que cubre casi un tercio de la demanda de oro que existe en el mundo.

No obstante, la producción, distribución y elaboración del oro dependen el precio que tenga en el mercado y de que no haya problemas en los países productores. De ser así, se generan distorsiones entre el precio del oro en los mercados financieros y el precio real del oro físico, por su escasez y la consiguiente dificultad de cubrir las entregas comprometidas.

Para entenderlo mejor, el oro se compra y vende en lingotes, pero su precio suele cotizar en el mercado de futuros (a vencimiento). Esto implica ajustar hoy el precio del oro que saldrá de la mina para el mercado dentro de un mes.

 

  • Las compras de los bancos centrales

Los bancos centrales de todos los países guardan oro como respaldo de su moneda. Los últimos datos oficiales reflejan que hasta septiembre de 2019 los bancos centrales habían comprado un 73% más de oro físico que en 2018, concretamente 247,3 toneladas. Y en 2018 se habían batido los récords de adquisiciones de las entidades emisoras, con 651,5 toneladas, un 74% más que en 2017, según datos del Consejo Mundial del Oro. Por tanto, a más demanda por parte de los países, mayor aumento de precio.

 

  • La necesidad de liquidez de los inversores

El oro es una protección contra los riesgos de otras inversiones en una cartera diversificada. Cuando se producen fuertes caídas en el papel moneda o en activos difíciles de vender, los inversores recurren a los activos que siempre tendrán valor, como el oro.

Así, venden su oro para cubrir las pérdidas o la falta de liquidez que les generan sus otras inversiones. Un ejemplo básico sería vender o empeñar las joyas cuando se necesita tener dinero en efectivo o comprar oro cuando se quiere hacer una reserva en dinero que no pierda valor con el tiempo o las incertidumbres.

El problema del oro físico es su custodia, pues no todos disponemos de una caja fuerte o lugar seguro para tenerlo en casa. Hay varias alternativas: desde la inversión en oro a través de productos financieros como los fondos de inversión a el alquiler de cajas de seguridad en empresas especializadas en la custodia del oro.

aRTÍcuLos ReLacionaDos