Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

Método Konmari: cómo tener la casa ordenada siempre

Armario orden perchas

Probablemente hayas oído a alguien hablar sobre Marie Kondo. Hace un par de años se convirtió en el fenómeno mundial del orden. Y hoy venimos a traerte uno de sus métodos ¡para empezar el 2021 poniendo orden en tu vida!

Probablemente hayas oído a alguien hablar sobre Marie Kondo. Hace un par de años se convirtió en el fenómeno mundial del orden. Y hoy venimos a traerte uno de sus métodos ¡para empezar el 2021 poniendo orden en tu vida!

Ya sabes que una de las mejores maneras de empezar el año es haciendo espacio a lo nuevo. Desprendernos de todo lo que ya no usamos, de todos esos trastos y cosas viejas que guardamos en casa es clave para hacer espacio y recibir todo lo nuevo que está por llegar. Y vamos a hacerlo de la mano de Konmari, uno de los sistemas de organización del hogar más famosos del mundo.

En qué consiste el método Konmari

El método responde a la particular filosofía del orden que ha creado la joven japonesa y que ya ha ayudado a millones de hogares: buscar la felicidad.

Esta es la base principal del funcionamiento del método.

Así pues, Marie Kondo te invita a preguntarte: ¿esto me hace feliz?

Y tendrás que hacerlo todos los objetos que tienes en cada habitación de tu casa, uno por uno.

Tomarte un momento para responder a esta pregunta con cada una de las prendas y objetos que guardes en tus armarios y habitaciones debería ayudarte a desprenderte de todo aquello que no te hace feliz. ¿Esta chaqueta me trae buenos recuerdos? ¿Esta lámpara me transmite buenas energías? Estas son algunas preguntas que te ayudarán a hacer una limpieza profunda de todas esas cosas que no necesitas pero has ido acumulando y ahora ocupan un espacio en tu vida que puede ser liberado.

Si la respuesta es que no te hace feliz, entonces el siguiente paso es deshacerte de eso. No obstante, en lugar de tirar las prendas y objetos que no te hagan feliz, lo ideal es reciclarlo. Ya sea dándole una segunda vida contigo o donándolo a lugares donde puedan tener una segunda vida con otros. Esta es una buena forma de expandir la felicidad. Por el contrario, si la respuesta es que sí te hace feliz, que sí te aporta algo, entonces hay que ponerse a ordenar todo lo que te quedas en casa. ¡Manos a la obra!

Manos colocando camisas

Las claves del método Konmari

1. Elige un horario

Lo ideal sería empezar a organizar a primera hora de la mañana. Es el momento del día en el que solemos tener las pilas cargadas para afrontar una buena jornada de organización. Hazte un buen desayuno ¡y a por ello! Además, si empiezas temprano tendrás todo el resto del día para ir terminando habitaciones o secciones.

Marie Kondo explica que la clave para llevar a cabo su método es ordenar la habitación en el mismo día. Así es más fácil que logres acabar la tarea.

Además, también recuerda que, a no ser que los objetos sean compartidos, debe ser la misma persona que organiza quien decida sobre estos. Cada uno es responsable de decidir si sus cosas le hacen feliz o no. Por tanto, si puedes hacer esta tarea sin que haya nadie a tu alrededor para influir en tus decisiones mejor.

2. Acondiciona el espacio

Para entrar en el mood de organización, Marie Kondo sugiere que se haga en un entorno tranquilo y silencioso. Los ruidos pueden distraerte y cuando lleves varias horas tal vez pueden acabar molestándote. Al final, el sonido desconcentra y puede provocar que tardes más tiempo en acabar las tareas. Por ello, la experta en orden también recomienda hacer el trabajo sin música de fondo salvo que sea ambiental, para mantener al máximo la concentración.

Todos sabemos también que la música tiene la especial habilidad de traernos recuerdos y sentimientos que nos pueden llevar a personas o momentos del pasado. Esto puede influir en tu toma de decisiones y hacer que acabes quedándote con cosas que en realidad ya no necesitas y no te hacen feliz.

Si tienes costumbre de hacer las cosas con música, tú intenta hacerlo sin música o con algún grupo instrumental. Y si en algún momento del día, conforme vayan avanzando las horas, sientes que tus ganas y tu atención decaen, igual puedes hacer un break, ponerte algún tema que te motive ¡y luego vuelves al ataque!

3. Orden a seguir

La eficacia del método responde a ordenar por clasificaciones. Se trata de ordenar los objetos por categorías, no por habitaciones o localización. Hacerlo así te permite saber qué tienes y cuánto tienes de cada categoríade objetos. De tal manera, Marie Kondo establece cinco categorías de objetos:

  • Ropa
  • Libros
  • Papeles
  • Komono (todo lo que no encaja en ninguna de las anteriores)
  • Objetos sentimentales

Es importante que sigas el orden de la clasificación, pues las categorías están ordenadas de lo más fácil a lo más difícil. Marie Kondo nos dice que debemos empezar con la ropa, pues es lo más sencillo de desechar. Por tanto, esto quiere decir que ordenes la ropa de todos los armarios de la casa: ve a todos y cada uno de tus armarios, vacíalos, valora el volumen de ropa que tienes y empieza a decidir con qué te quedas y qué deshechas.

Tuppers cajón comida

Empezar con la ropa implica poner los pantalones con los pantalones, los zapatos con los zapatos, los libros con los libros. De tal manera, será más fácil encontrar la ropa y también evitarás que se queden prendas olvidadas en el fondo del cajón. Solemos acumular mucha, así que cuando hayas acabado con la ropa, verás todo el trabajo que has hecho y esto recompensa. Después vendrá lo complicado: recuerdos, fotos, documentos, libros, cosas que guardamos…

4. Guarda lo justo

Quizá tienes muchos pares de zapatos que no usas. O guardas muchas revistas y tienes números duplicados o estropeados. Guarda lo que realmente te haga feliz, sea útil y utilices. Respecto a cómo guardar la ropa, se recomienda reducir al máximo la cantidad de prendas que tienes colgadas. Donde hay unas 10 perchas, pueden caber alrededor de 20 a 30 prendas plegadas y apiladas. Los calcetines, ¡nada de hacerlos una bola! Guárdalos por parejas en vertical y los bolsos unos dentro de otros.

Con la ropa, lo mismo: agrúpalo todo por categorías y pon lo más largo y pesado a la izquierda y a la derecha lo más ligero. Con los pantalones, jerseys, camisetas, ropa interior, etc. Marie Kondo propone doblarlas y guardarlas verticalmente para ahorrar espacio, poniendo las prendas claras delante. Si ordenas así la ropa, conseguirás verla toda de un vistazo. Así no acabarás olvidando aquellas camisetas que se quedan al fondo del cajón o los últimos jerséis de las pilas de ropa. Además, esto permite aprovechar mejor el espacio de los cajones y armarios. El objetivo del método no solo consiste en desprenderte de cosas que no necesitas y hacer espacio, sino aprovechar al máximo el espacio del que dispones.

Lo ideal es que acabes guardando un tercio de la ropa que tienes el armario. Según el método Konmari, deberías deshacerte de 2/3 de la ropa que tienes acumulada en casa. Parece mucho, pero en realidad podemos vivir con mucho menos de lo que imaginamos.

Podemos vivir con mucho menos de lo que imaginamos

5. Solo tendrás que hacerlo una vez

Lo mejor del método Konmari es que basta con hacerlo una vez en la vida. Sí, llevará algunos días reordenar toda la casa, hacer espacio y darles un nuevo lugar a tus cosas fuera o dentro de casa. Sin embargo, ¡una vez lo haces ya está! El resto del tiempo solo tendrás que ir manteniendo el orden que has conseguido establecer.

Naturalmente, tus pertenencias y tu espacio irán transformándose contigo, pero a partir de entonces te será más fácil valorar qué es importante para ti y qué no necesitas en tu vida. Si quieres más ideas sobre cómo hacer magia con tus espacios, aquí tienes un artículo para convertirte en un experto del orden. Mientras tanto, ¡disfruta del proceso de hacer espacio en tu vida!

aRTÍcuLos ReLacionaDos