Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos

¿Cómo reformar una casa vieja?

¿Cómo reformar una casa vieja?

Hoy te contamos qué reformas hacer en una vivienda para revalorizarla. Si has recibido una vivienda en herencia o te has comprado una que lleva cerca de 30 años sin reformar, éstas son las cosas que vas a tener que cambiar, tanto si quieren entrar a vivir en ella como si la quieres vender o alquilar

Hoy te contamos qué reformas hacer en una vivienda para revalorizarla. Si has recibido una vivienda en herencia o te has comprado una que lleva cerca de 30 años sin reformar, éstas son las cosas que vas a tener que cambiar, tanto si quieren entrar a vivir en ella como si la quieres vender o alquilar

Los materiales envejecen, las modas cambian y la legislación también. Recuerda que las nuevas viviendas son más eficientes desde un punto de vista energético y que debes obtener un certificado de eficiencia energética para poder alquilar una vivienda.

Por todo ello, conviene que te dejes asesorar por un profesional si vas a reformar una vivienda de cierta edad. No obstante, para que te hagas una idea de lo que vas a necesitar, aquí tienes algunos repasos que van a ser prácticamente obligatorios y que te ayudarán a valorar los presupuestos que recibas.

Bye, bye ventanas

Uno de los grandes cambios que han sufrido las viviendas en los últimos años ha sido la mejora del aislamiento contra los ruidos y la temperatura. Por eso, casi una de las primeras reformas que vas a necesitar en una vivienda es la de las ventanas exteriores. El coste no será bajo, pero sí es cierto que el resultado es inmediato. Pasarás menor calor en verano y menos frío en invierno, por lo que el ahorro en energía será importante y el certificado de eficiencia energética estará más cerca.

 

Instalaciones nuevas en cocina y baño

Cambiarle la cara a la cocina o al baño para que sea más moderno y luminoso está bien, pero no te limites a cambiar los azulejos. Cambiar las instalaciones por otras más actualizadas tendrá mejores resultados seguro. Instalar materiales nuevos sobre una instalación vieja puede traerte problemas. Invierte un poco más y cambia la fontanería por una moderna.

Mucho cuidado con la electricidad

Como te pasará con la fontanería, es muy probable que tu vivienda necesite una revisión a fondo de todo el sistema de cableado y enchufes. Piensa que quizás tengas que revisar la potencia instalada porque cada vez conectamos más cosas, y valora que, si la aumentas, la instalación eléctrica antigua quizás no soporte más potencia. Pocas bromas con eso porque no se trata sólo de algún chispazo. Hablamos de salir ardiendo.

Una cocina moderna

Puede ser que no utilices mucho la cocina. Sin embargo, si la quieres vender o alquilar no sabes el uso que le darán los propietarios o inquilinos, por lo que debes dejar una cocina moderna y funcional. Si te has metido en obras para asegurarte una buen fontanería y electricidad, puedes estudiar formas de que la cocina gane en distribución o capacidad de almacenaje o que disponga de lavavajillas, aunque sea pequeño. Si el presupuesto no te da para mucho, los frentes de armarios, pintar los azulejos y alguna cosilla más puede bastar para hacerla más atractiva. Por último, si odias las obras, puedes consultar la opción de la obra seca, un método más rápido, limpio y económico que una obra tradicional.

Actualizar el baño

Como en las cocinas, mejor tirarlo todo y hacerlo nuevo: fontanería, electricidad e instalaciones. Todo es cuestión de presupuesto. La tendencia pasa por no tener bañera, sino plato de ducha para ahorrar agua y espacio, cambiar los grifos viejos por unos nuevos grifos monomando y nuevos sistemas que ahorren agua, renovar el inodoro es obligatorio ¿qué tal hidromasaje en la ducha a falta de bañera y una buena mampara? Luces suaves para relajarte y grandes espejos para verte bien… Las posibilidades son incontables.

Ese suelo que huele a viejo

Que todo lo malo sea que te encuentres con un viejo parqué que puedas lijar y barnizar de nuevo. Porque te puedes encontrar con terrazo o gres, materiales más antiguos y totalmente desfasados que tendrás que levantar y cambiar totalmente. Ahora se pone cerámica, madera, piedra o materiales hidráulicos si se puede invertir, o vinílicos, porcelánicos o microcemento, entre otros más económicos.

Cuidado con el laminado. Si lo instalaron allá por los 2000, cuando se pusieron de moda, quizás no hayan superado el paso del tiempo. Si no era un laminado de calidad, habrá perdido color, se habrá levantado en algunos sitios, etc. Por supuesto, nada de cambiar el mobiliario -sobre todo ponerlo nuevo- con un suelo que no pase un examen con nota, porque solo hará que todos se fijen más en él.

Climatización moderna

Las abuelas tenían un brasero, pero eso es peligroso -lo leemos en las noticias de vez en cuando- y poco funcional. En una vivienda moderna debes tener una buena climatización a base de gas o electricidad, que puedas programar y con la que mantener un consumo responsable. Y lo mismo en verano. Una buena instalación de airea acondicionado revaloriza mucho una vivienda y la hace más atractiva para vivir.

Decoración actualizada

Uno de los grandes errores de la decoración actual es pensar que todo lo viejo tiene gracia (es vintage) cuando se trata de tener espacio y luminosidad. Para tener una casa que pueda pasar revista basta con el orden y la limpieza. Luego, una pintura luminosa de colores claros y una buena iluminación harán el resto. También podrás ponerle una funda a un viejo sofá, cambiar las cortinas y las lámparas o pintar o barnizar un mueble que lo necesite. En general, toma como referencia el catálogo de una tienda de muebles modernos. No personalices y que sea el inquilino o el comprador quien imagine qué podría hacer él o ella con ese campo de juego.

En resumen, planifica las reformas teniendo en cuenta tu capacidad financiera propia y pide varios presupuestos a empresas de reformas para saber cómo te proponen solucionar los problemas que plantee tu vivienda y a qué coste. También puedes solicitar un préstamo personal exclusivo para reformas para ese empuje.

Eso sí, si vas a reformar por partes, empieza por cambiar las instalaciones de luz, agua y gas y las ventanas lo primero porque son las más importantes y las que te obligarán a hacer más obra.

Estas son las reformas recomendables para una vivienda de más de 30 años más o menos por orden de importancia o por complicaciones en cuanto a obra.

Reformas de casa vieja

aRTÍcuLos ReLacionaDos