Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Suscríbete

BuscaDoR

Search
Filter by Categorías
en familia
en innovación
en movimiento
en social
en tus finanzas
en tus proyectos
Inicio > en movimiento > Movilidad > Cuál es el impuesto de matriculación, cuál el de circulación y cuál sube en 2022

Cuál es el impuesto de matriculación, cuál el de circulación y cuál sube en 2022

Cuál es el impuesto de matriculación, cuál el de circulación y cuál sube en 2022

El Impuesto de Matriculación sube en 2022. Y no sube un poco. Las estimaciones apuntan a que este tributo supondrá subidas de cerca de un 40% en los coches nuevos.

El Impuesto de Matriculación sube en 2022. Y no sube un poco. Las estimaciones apuntan a que este tributo supondrá subidas de cerca de un 40% en los coches nuevos.

Y eso es así porque entra en vigor la nueva normativa de homologación de medición de emisiones en los vehículos. La nueva legislación establece un aumento de las emisiones que mide de un 20%. Y como el impuesto de matriculación depende de las emisiones del vehículo, muchos de ellos cambiarán de tramo fiscal hacia arriba.

Para que te hagas una idea, el impuesto de matriculación te supondrá 12 euros de media más en la letra mensual de un coche nuevo, según Sumauto, o entre 800 y 1.000 euros en total, según Faconauto, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción.

 

¿Qué es el Impuesto de Matriculación y el Impuesto de Circulación?

Muchos conductores confundimos el Impuesto de Matriculación con el Impuesto de Circulación o Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), pero son distintos.

El impuesto de Matriculación grava la compra de un vehículo nuevo (matriculación) y solo se paga una vez en la vida, al adquirir un coche nuevo. Mientras, el impuesto de Circulación grava la tenencia de un vehículo apto para circular por las vías públicas, sin importar su clase o categoría. Se trata de un tributo de pago anual y su importe depende de tres factores.

  • La clase de vehículo
  • Su potencia si es un turismo, su cilindrada si es una motocicleta, su peso si es un camión y su número de asientos si es un autobús.
  • El municipio en el que está empadronado el propietario (donde hay que pagarlo).

 

¿Qué impuesto sube en 2022?

El Impuesto que sube en 2022 es el impuesto de Matriculación, que se paga una vez en la vida. Pero el primer año de vida de tu vehículo pagas por los dos: por matricular el vehículo y por tenerlo.

Automovilistas Europeos Asociados (AEA) estima que el Impuesto de Circulación lo pagaron en 2020 en España 36.403.276 vehículos y que se ingresaban alrededor de 372 millones de euros por este concepto. En 2019 la recaudación por IVTM se fue hasta los 616 millones.

 

Cada ayuntamiento cobra un importe distinto en el impuesto de circulación

Existe una tarifa mínima para el impuesto de circulación excepto para País Vasco y Navarra, pero los ayuntamientos pueden incrementarla. De hecho, apuntan algunos medios que en 12 capitales de provincia se llega a cobrar el doble de esa tarifa mínima.

El impuesto más caro de España lo pagan en San Sebastián, Vitoria, Bilbao, Castellón, Tarragona, Barcelona, Palma de Mallorca, Ciudad Real, Valladolid, Huelva y Granada.

Tantas son las diferencias entre ayuntamientos que las empresas de flotas se han domiciliado en ayuntamientos donde el impuesto es más bajo. Hasta tal punto esto es así que siete municipios suponen el 37,5% de todos los coches de empresas, y que en algunos ayuntamientos hay más coches que tributan por IVTM que habitantes censados.

 

Algunas particularidades del impuesto de circulación

El impuesto de circulación tiene una larga lista de vehículos exentos de pago y permite la bonificación de otros. Por ejemplo, no pagan IVTM los vehículos para el transporte público de viajeros, los de uso agrícola, ambulancias, vehículos históricos o de coleccionista, coches del cuerpo diplomático o vehículos adaptados para personas con movilidad reducida.

En principio, ningún vehículo está exento de pago por la motorización de que disponga, pero hay ayuntamientos que bonifican a los híbridos, de gas o electrificados, híbridos enchufables o eléctricos puros en hasta un 70% del importe, a fin de conseguir una movilidad más limpia.

 

¿Cuánto y por qué sube el impuesto de Matriculación?

Pero volvamos al Impuesto de Matriculación. La subida del impuesto procede de un nuevo ciclo de homologación WLTP o de emisiones en los vehículos. La norma que se utilizaba hasta el 31 de diciembre de 2021 llevaba en vigor desde enero de 2020 y era la WLTP que sustituía a la NECD.

Infografía gratuita sobre el coche híbrido

La WLTP era más realista que la anterior a la hora de medir las emisiones y consumos de los vehículos. En cambio, su implantación suponía que los consumos medios homologados y sus emisiones subieran.

Por este motivo, se decidió aplazar el cambio. La industria a través de Faconauto estimó una caída de hasta 100.000 matriculaciones porque el nuevo cálculo del tributo subía el precio del vehículo nuevo. Y como veníamos de un año malo por culpa de la pandemia, la entrada en vigor del cambio se aplazó hasta el uno de enero, pero de 2022.

Pero ya ha llegado esa fecha en la que se cambia vigor la normativa de homologación de medición de emisiones en los vehículos y eso supone cambios a peor en cuanto al importe del tributo a pagar.

 

Subidas para todos los vehículos

Hasta finales de 2021, todos los vehículos con emisiones inferiores a 144 gramos de CO2 por kilómetro se escapaban de pagar el impuesto de matriculación (antes estaban exentos solo los que emitieran menos de 120 gramos de CO2).

¿Qué impuesto sube en 2022?

Los vehículos que emitían entre 144 y 192 gramos de CO2 soportaban un impuesto del 4,75%, en tanto que los comprendidos en el grupo de entre 192 y 240 gramos se gravaban con un 9,75%.

Por último, todos aquellos vehículos que emitían más de 240 gramos de CO2 por kilómetro soportaban un IVTM del 14,75%.

Pero desde el uno de enero de 2022, este impuesto se descongela y suben las tasas mínimas para todos los vehículos, lo que afectará a cerca del 40% de los vehículos nuevos. Si pensaste que comprando el coche en 2021 podrías ahorrarte dinero, acertabas, pero solo si tu coche nuevo fue matriculado en 2021.

Así, los coches que se compren en 2022 y los comprados a finales de 2021 y no matriculados antes del fin de 2021 se verán afectados por la modificación de la medición de las emisiones y pagarán más por IVTM.

Si además, pagas este impuesto en alguna de las ciudades donde se recauda más por este tributo y no te ofrecen ninguna bonificación por bajas emisiones, el presupuesto para la compra de un vehículo nuevo puede suponerte fácilmente esos 1.000 euros adicionales que estiman algunos expertos.

aRTÍcuLos ReLacionaDos